Archivo de la categoría: Golpismo

Ayer como hoy… las izquierdas a favor de la violencia. Un ejemplo en Sueca (Valencia)

Hoy y ayer es lo mismo.  En la 2ª República en el ayuntamiento de Sueca (Valencia) se propone condenar el golpe de estado del PSOE contra el gobierno republicano, pero, ahh, sale el prepodemita y dice que nanai, que condenar a golpistas si son de izquierdas, es “provocación para la democracia”.    Los golpistas y terroristas sólo pueden ser ellos.  Poco ha cambiado la historia.
En Sueca a favor del golpismo de izquierda.

Cuando Olías del Rey pasó a ser Olís del Teniente Castillo, el socialista golpista de 1934.

 

Milicianos armados de Olías del Rey
Milicianos armados de Olías del Rey

En 1936 el Comité Popular de Olías del Rey decidió cambiar el nombre, pero no lo llamaron simplemente Olías u Olías de la Mancha u otro nombre nuevo normal.  No, en su imposición dictatorial impusieron el nuevo nombre de Olías del Teniente Castillo, en honor al teniente de guardia de asalto asesinado en la calle Fuencarral de Madrid.  Este teniente se llamaba José del Castillo Sáenz de Tejada, y lo importante es que además de Guardia de Asalto era militante del PSOE e instructor de las milicias paramilitares socialistas.  En su haber político estaba su implicación en el asesinato de Andrés Sáenz de Heredia así como en las heridas graves que le causó al joven carlista José Llaguno Acha durante el entierro en Madrid del alférez de los Reyes el día 16 de abril y que había muerto asesinado el 14 de abril anterior.

El teniente Castillo ya durante el golpe de estado socialista y comunista de octubre de 1934 se negó a acatar las órdenes del legítimo gobierno republicano por lo que fue condenado a un año de prisión militar por su complicidad en el golpe de estado.  Tras las elecciones de febrero de 1936 ingresa nuevamente en la Guardia de Asalto para poder actuar ilegalmente con más libertad en las fuerzas de seguridad de la República.  Fue destinado al cuartel de Pontejos en Madrid, detrás de la Puerta del Sol.  Desde allí se encargaba de instruir a las milicias armadas paramilitares de las Juventudes Socialistas y ayudaba al ilegal tráfico de armas para las milicias socialistas.

 

Pues a este golpista no sólo le pusieron el nombre a un pueblo sino que la alcaldesa de Madrid, Carmena, puesta por el partido comunista encubierto Podemos y por el PSOE le quiere incluso de dedicar una calle.  Al menos les proponemos la de calle del golpista teniente Castillo.

Por cierto, que vemos que ante la postura armada de los milicianos suponemos que ningún vecino osó oponerse.  Verán como fue por unanimidad.  O votas que sí o el paseo.

(Fuente ABC y el libro“Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”