Archivo de la categoría: mártir

Alginet y otros lugaren izan la bandera de la II República. Una República que mató y prohibió la religión también en Alginet.

La represión republicana contra la libertad religiosa se disparó en Alginet el día 21 de julio cuando en torno a las dos de la tarde un numeroso grupo de partidarios de la II República fueron a la plaza de la Iglesia y asaltaron la parroquia del pueblo, del siglo XVII.   Entraron en ella a la fuerza y sacaron todas las imágenes, objetos de culto y registro parroquial a la plaza y forman una gran pira inquisidora.

Tras ello el Comité Popular republicano convirtió la iglesia en un café de la CNT.  Entre lo destruido destaca el retablo de San Gregorio de incalculable valor y nada menos que de 1564, de tres metros de alto por dos de ancho.  Los milicianos del Frente Popular también quemaron las imágenes de la Virgen del Rosario y de la Purísima, atribuidas a Vergara.  También se perdió para siempre la imagen de San Antonio Abad, patrono de Alginet.  Ya pasado el tiempo el día 5 de noviembre los milicianos robaron cuatro de las cinco campanas de la torre, que desaparecieron para siempre.

Tras ello los demócratas milicianos y milicianas fueron a la ermita de San José que asaltaron e incendiaron sus imágenes (entre ellas el San José que se databa en el siglo XIII), perdiéndose también su campana.

No satisfechos con todo el salvajismo anticatólico y anticultural los milicianos asaltaron el hospital colegio del Sagrado Corazón, destruyendo sus imágenes.  En este templo de las religiosas de la doctrina cristiana nada se pudo salvar.

Pero también asesinaron a su párroco, don José Guerrero Rodríguez, que fue asesinado a los 71 años.  Estaba refugiado en casa de un amigo en Valencia viviendo con un amigo de Valencia.  Pero en septiembre de 1936 fue detenido por el “Crimen” de ser sacerdote y llevado preso a la cárcel de la Segunda República situada en las Torres de Quart.  Su casa había sufrido tres registros y robos por parte de milicianos, la primera el 16 de agosto.

¡Viva la República! también es lo que gritaban sus asesinos.  Lo mismo que en 2016 gritan sus descendientes políticos.

republica no

Carmena, alcaldesa de Madrid, oculta el asesinato de unos críos seminaristas a manos del Frente Popular

La rencorosa alcaldesa de Madrid retira la placa conmemorativa del asesinato a manos de milicianos del Frente Popular de los jovencísimos religiosos carmelitas (tenían unos 19 años todos) del seminario de Onda (Castellón):

  • Daniel García Antón
  • Silvano Villanueva González
  • Adalberto Vicente Muñoz
  • Aurelio García Antón
  • Francisco Pérez Pérez
  • Ángel Sánchez Rodríguez
  • Ángel Reguilón Lobato
  • Bartolomé Andrés Vecillas

La placa conmemorativa estaba en el lugar en que tuvo lugar su martirio a manos de republicanos el 18 de agosto de 1936.

Los partidarios de la citada alcaldesa, Carmena, democráticamente ya habían asaltado su convento el día 27 de julio (que también sería quemado) Fueron expulsados del pueblo por los representantes de la Segunda República y marcharon a Villareal, donde continuaron siendo víctima s de vejaciones, malos tratos e insultos.  Un permanente acoso.

Como los ocho eran de Castilla-La Mancha intentaron ir a Madrid.  En Valencia las autoridades republicanas los detuvo y casi los asesina, pero finalmente los dejan marchar por su corta edad.

Llegaron a Madrid donde continuaron los malos tratos hasta que el 18 de agosto los subieron a un camión y los llevaron al cementerio de Carabanchel Bajo, donde los bajan del camión y asesinan a estos casi niños sin piedad.

Ángel Sánchez quedó herido y pidió ayuda, pero los milicianos lo remataron tiros.

Los enterraron en unas fosas hasta que en 1950 llevaron sus restos al Santuario del Henar, Cuéllar (Segovia).

La lápida conmemorativa fue colocada en 1961.

Son los nuevos tiempos.  Monumentos a los represores republicanos y ocultación de sus víctimas.

Deseamos que los partidarios de la memoria histórica vean sus infantiles rostros:

Carmena, alcaldesa de Madrid. Mira las víctimas Garcia_Anton_A Garcia_Anton_D Perez_Perez Reguilon_Lobato Sanchez_Rodriguez Vicente_Vicente Villanueva_Gonzalez

 

 

 

 

 

 

placa-carmelitas-carmena

 

 http://www.preguntasantoral.es/tag/beato-daniel-garcia-anton/

 

Acoger a un obispo: pena de muerte bajo el gobierno republicano

Tal día como hoy, un 3 de diciembre de 1936, fue asesinado en Barcelona el actual beato Antonio Tort Reixach.  Su terrible crimen es que junto a su mujer habían acogido al obispo de Barcelona (Manuel Irurita Almandoz) cuando andaba desamparado por las calles de Barcelona.

Más curioso es que los justicieros milicianos ladrones lo sorprendieron porque (meses después del inicio de la guerra, es decir, con el terror ya institucionalizado y no con supuestos grupos incontrolados) entraron a ROBAR a la casa porque Antonio Tort era orfebre y contaban con robarle las joyas que pudiera tener por su trabajo.  También tenía ocultas a tres monjas.  Todos fueron detenidos por el malvadísimo delito para los republicanos de ser sacerdote, monjas y católicos y los llevaron a varios centros de prisión para acabar en la checa de San Elías, para en menos de 48 horas asesinarlos en Motcada i Reixach en la medianoche del 3 de diciembre, festividad de San Francisco Javier.  Como nota curiosa la esposa de Antonio , también detenida, era hermana de Pío Gavín Sagardía, quien desde 1934 se ocupaba del mantenimiento del reloj de la puerta del Sol de Madrid.

Imagen de la checa de San Elías, último lugar de prisión hasta el crimen.

 

Checa de San Elías de Barcelona
Entrada a la checa de San Elías, de Barcelona, actual iglesia de Santa Agnes

Relato en Archivo Gomá: documentos de la GC y en http://www.tradicionviva.es/2014/11/10/manuel-gavin-sagardia/

Muy interesante sobre la checa de San Elías: http://www.cardenaldonmarcelo.es/blog/checa_san_elias.pdf

 

Presentación de un libro titulado “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”

Es la primera vez que lo hacemos, pero nos ha llegado una invitación de que en el hotel Astoria de Valencia el jueves 10 de diciembre a las 20’00 se presenta un libro que se titula “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”.

Sólo su título nos ha interesado, porque evidentemente muestra lo que fue Valencia sometida al gobierno republicano del Frente Popular.  Pues dicho queda.

Hotel Astoria de Valencia, 10 de diciembre de 2015 a las 20'00 jpras
Hotel Astoria de Valencia, 10 de diciembre de 2015 a las 20’00 jpras

Clemente Vea Balaguer y La Jana. Víctimas del Frente Popular

Otro ejemplo claro de terrible enemigo de la República que se mereció la muerte. Un sencillo religioso de La Jana, Castellón.  Fue sólo una víctima más en La Jana y se llamaba Clemente Vea Balaguer.

Clemente Vea Balaguer era natural de La Jana (Castellón) tenía 38 años cuando fue asesinado por milicianos republicanos.  Era hermano de las Escuelas Cristianas.  Al cumplir los 18 años entró en el noviciado de Fortianell hasta que tomó el hábito el día de la Virgen de Lourdes, 11 de febrero de 1917, de quien era muy devoto.  Posteriormente fue al escolasticado de Bujedo hasta que en 1920 fue destinado a Benicarló y, tras otros destinos, en 1933 pasó a Tortosa.

El 22 de julio de 1936 tuvo que huir por la persecución religiosa, por lo que marchó a su pueblo, La Jana.  Al llegar allí, milicianos republicanos lo registraron y lo dejaron confinado en su casa, con prohibición de abandonarla.  Allí cumplió pacíficamente la privación de libertad ordenada por los republicanos.

Pero en la tarde del 14 de agosto los republicanos lo sacaron de su casa y junto al párroco del pueblo, Vicente Castell Zaragoza (64 años), lo tuvieron preso toda la noche (que ambos compartieron juntos en oración), hasta que ya el día 15 de agosto lo llevaron al cementerio de San Mateo (Castellón), donde dio su vida en martirio por Jesucristo.

Fue beatificado el 13/10/2013 y su fiesta es el 6 de noviembre.

También resultó asesinado su hermano Roque Vea Balaguer, de 33 años casado con Magdalena Balaguer Bayarri y con dos hijos, Josefa (9 años) y Juan (3 años), a quien el Comité del Frente Popular (principalmente de CNT) citó junto a otros 21 vecinos (sólo acudieron 11) y a las 10’00 se los llevaron en unos coches de forasteros y a las 12’00 lo asesinaron en el cementerio de Santa Magdalena de Pulpis el 20/10/1936.  José Vea Balaguer fue obligado el 13//4/1938 a entregar a los asesinos su carro, acho y aparejos.

Los valientes luchadores por la libertad y la república también quemaron la iglesia y lo que tenía dentro (ya el 17 de febrero habían quemado la capilla junto al cementerio para celebrar la toma del poder por el Frente Popular).  Para el incendio incluso obligaron a personas a cargar los objetos a un barranco para quemarlos.

El 21 de septiembre de 1936 asaltaron el ayuntamiento y el Juzgado Municipal y quemaron todos los archivos de justicia y municipales.

Como vemos no fue un tema de incontrolados.  Se saben los nombres y apellidos del Comité.  ES más, aún en 1938 (el 14 de abril) fue asesinado por unos soldados rojos al parecer para robarle el ganado el pastor de 61 años Vicente Gargallo Vergé.Vea Balaguer beato

 

Nochebuena de 1936, otro asesinado por ser sacerdote

Esta noche y esta navidad simplemente un comentario sobre un sacerdote asesinado en Nochebuena:
Fernando Bonet García
bonetNació en Orihuela en 1870 de padres gallegos. Presbítero en 1893 fue designado capellán de la Iglesia de la Merced. Era buen matemático y de firme carácter por lo que daba consejos financieros a diversas administraciones, por lo que fue designado mayordomo del Seminario y luego Visitador General Económico de la Diócesis.
Fue arrestado por milicianos armados en noviembre de 1936 y puesto en libertad con una multa por ser sacerdote. Pagada la multa lo volvieron los republicanos a apresar y en la nochebuena de 1936 lo asesinaron cerca del cementerio de Crevillente, de cuyo cementerio fue trasladado a Orihuela en 1939.
Más detalles en: http://testigosdelafeorihuelaalicante.blogspot.com.es/2009/07/siervo-de-dios-fernando-bonet-garcia.html

Un siervo de Dios asesinado por servir a Cristo mientras el mundo celebraba su nacimiento.

Genocidio republicano: Tres hermanos asesinados por …. nada y en varios meses de diferencia

No eran unos descontrolados sino un plan de genocidio organizado por el Frente Popular de la Segunda República.

28/8/1936 es asesinado José María Villalonga Villalba, de 47 años, casado con María Monforte Sancho, domiciliada en Gonzalo Julián números 13-3º y consejero de la Compañía de Tranvías. Se lo llevaron de casa varios milicianos y apareció muerto en la carretera de Rocafort el 26/8/36. Tenían 8 hijos llamados José María, Enrique, Antonio, María, Tomás, Juan, Francisco y Fernando Villalonga Monforte, todos ellos de entre 25 y 4 años.

6/11/1936 es asesinado Antonio Villalonga Villalba en la carretera de Albalat, empleado, cuando tenía 40 años. Era vecino de Valencia Camino del Grao, 22.

Pilar_villalonga_byMeldelen11/12/1936 es asesinada Pilar Villlonga Villalba, nacida el 22/1/1891 en Valencia. Actualmente ha sido beatificada en 2001 y una reliquia suya está en la parroquia de San Luis Obispo, bajo el altar mayor (la reliquia es un pequeño hueso de la falange de la mano de esta pobre mujer asesinada sólo por ser católica. Cuatro milicianos anarquistas de la FAI la detienen el 30 de agosto y la llevan a una checa situada en la C/San Vicente, frente a las escolapias, luego es llevada a la Cárcel Modelo de Valencia y finalmente llevaba a asesinar en Burjassot – Burjasot (Valencia) en las tapias del entonces patronato Álvarez de Burjassot, actualmente es el colegio mayor San Juan de Ribera. Cuando vio que la iban a llevar a asesinar es la primera vez que se la vio llorar diciendo “esta noche me matan”, pero enseguida comenzó a animar a Isabel Corell, que iba con ella a la muerte diciendo “No seas tonta, pronto estaremos con la Virgen. Esto es un momento y después el cielo”. Había estudiado en el Colegio Jesús y María de Valencia. Fue muy activa en su vida católica. En agosto ya advirtió a su hermana Ángeles que la revolución iba a dar muchas víctimas pidiendo que si había alguna entre sus hermanos fuera ella la primera, pero como hemos visto no fue así. Cuando los familiares fueron a llevarle comida a la cárcel los responsables de la Prisión de Valencia le dijeron que había sido “liberada”. Sus restos mortales ((salvo la citada reliquia) están en la capilla del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Estaban de Valencia junto a los de Ana Aranda y Sofía Ximénez.

La madre Petra Quintana Argos, de Puzol. Asesinada a los 70 años. Y Serafina de Ochovi

Petra Quintana, Puzol

Asesinada en Puzol (Valencia) el 22/8/1936.  Había nacido en Soano (Santander en 1866). Huérfana de madre a los 13 años cuidó de la familia y se puso a servir en una familia, pero fue a Valencia para ingresar en las Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia en Benaguacil. En 1981 hizo sus primeros votos.  Estuvo en Altura, Masamagrell, Meliana y La Ollería, siendo superiora general doce años y vicaria general de la congregación. La guerra civil la sorprendió en la casa noviciado de Masamagrell. A los 70 años de edad la asesinaron los milicianos sin  que su cadáver apareciera., pudiendo estar en la fosa común del cementerio de Puzol (Valencia).

Su último gesto fue un testimonio de fe: quitándose el anillo, signo de alianza perpetua con el Señor, lo entregó a su verdugo y le dijo: “Tómalo en señal de mi perdón”.  Asesinada junto a la monja Manuela Justa Fernández Ibero

Más datos en:  http://www.eltestigofiel.org/lectura/santoral.php?idu=3009

MANUELA JUSTA FERNÁNDEZ IBERO

Serafina de OchoviNacida en Ochovi, Navarra en 1872 fue asesinada el 22/8/36 en Puzol (Valencia) junto a Petra Quintana Argos.  Sus restos mortales nunca fueron localizados.  Al estallar la guerra se refugió en casa de una viuda pero el 20//36 los milicianos el comité de Puzol armados entraron la casa donde maltrataron a la viuda, sus dos hijas y el hijo sordomudo.  Ya muy de noche las llevaron a un coche en que habían pintado una calavera. Las llevaron a Rafelbuñol y luego a Puzol, al comité situado en el lugar que antes estaba l convento de las Hermanitas de los Pobres.  Allí las maltrataron, empujaban y ligaron a limpiar somieres y fregar.  Así, hasta el día 22/8/36 en que las asesinaron.

 

Herminia Martínez Amigó y hermanos Fenollosa Alcayna

Herminia-Mart+¡nez-AmigoAsesinada el 27/9/1936 en Gilet (Valencia).  Había nacido en Puzol (Valencia) el 31/7/1887. En 1916 se casó con Vicente Martínez Ferrer (nacido en Masamagrell, Valencia) con quien no tuvo hijos.

Era miembro de la Unión de los Sagrados Corazones y de las Hijas de María y de Acción Católica y como pertenecía a una familia acomodada usaba sus bienes (incluso los vendió) para ayudar a los pobres y visitaba a los enfermos en los hospitales a quien les compraba las medicinas alimentos y gastos médicos.  También acogía en su propia casa a mujeres jóvenes embarazadas o madres solteras a quienes ayudaba también económicamente.

Los milicianos republicanos detuvieron a su esposo y a su hermano Eduardo Martínez Amigo y al defenderlos y los milicianos dijeron que mataban “a curas, frailes  beatos” por lo que ella dijo que “si por católicos los matáis, yo no reniego. Soy católica, apostólica y romana” por lo que los milicianos se la llevaron a fusilar. La asesinaron junto a su esposo en el cementerio de Gilet (Valencia) así como a Francisca Javier de Rafelbuñol.  Ante los asesinos animó a las otras víctimas y perdonó a los asesinos republicanos.

Sus restos fueron trasladados a la parroquia de los Santos Juanes de Puzol en 1958.

Ha sido beatificada por Juan Pablo II.

En el santoral católico, en el martirologio cristiano figura su onomástica el 27 de septiembre.

En Wikipedia:

http://enciclopedia.us.es/index.php?title=Herminia_Mart%C3%ADnez_Amig%C3%B3&redirect=no

 

MARÍA FENOLLOSA ALCAYNA Y JOSÉ FENOLLOSA ALCAYNA

francisca-de-Rafelbu+¦olNacida en Rafelbuñol en 1901, y conocida como Francisca Javier de Rafelbuñol, era la mayor de doce hermanos. A os 21 años se hizo capuchina en Masamagrell (Valencia). , cuyo noviciado hizo en Altura (Castellón), Meliana, Benaguacil y Masamagrell. Se la conocía como alegre y que le gustaba la música y tocaba el piano. Al iniciarse la guerra civil su madre la llevó a Masamagrell. A fines de agosto el comité local, al parecer para protegerlos, reunió a sacerdotes y religiosas en la bóveda de la iglesia parroquial donde los familiares les llevaban alimentos, pero por amenazas de anarquistas el comité los soltó y dejó sin protección, por lo que iba a refugiarse en la casa de otra mujer, pero la FAI hizo un bando por el que exigió que los religiosos fueran ante lo o detendrían a sus familias.   El 27/9/1936 la detuvieron junto a su hermano sacerdote José Fenollosa Alcayna.  Los llevaron al cementerio de Gilet donde los asesinaron junto a otros (aunque a ambos hermanos en dos expediciones distintas. Una miliciana de los asesinos reconoció que murió diciendo “que dios os perdone, como yo os perdono”. La enterraron en una fosa común en el cementerio de Gilet. Al abrirse la fosa tras la guerra se vio su cuerpo desnudo sobre otros asesinados.   Su madre cuidó de los hijos de los asesinos tras la guerra, por petición expresa de su hijo asesinado.  Sus restos están en la capilla del convento de Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia de Masamagrell.

Jose-FenollosaJosé Fenollosa Alcayna era el canónigo de la Colegiata de San Bartolomé, de Valencia.  Había nacido en Rafelbunyol (Valencia) en 1903 siendo ordenado presbítero en 1926. Su primer destino fue en Espadilla y luego a Gilet, de donde fue al asilo de San Eugenio en Valencia y catedrático del Seminario de Valencia.  El 22 de julio  de 1936 se refugió en Rafelbuñol al ser incendiada y destruida la colegiata de San Bartolomé (de la que hoy sólo queda una torre junto a la Generalitat Valenciana).  El 23/8/36 fue detenido  y llevado a Massamagrell.  El comité popular lo ocultó junto a otros en un hueco entre la bóveda de la iglesia y el tejado, donde no podían estar ni de pie, y un hermano suyo por las noches a escondida escalaba las paredes de la iglesia para llevarles alimentos. El comité le obligó a barrer y regar calles, sacar escombros de la iglesia para convertirla en mercado, mientras era insultado y blasfemaban. El 2/9/36 junto con otras 17 personas fue llevado a asesinar a Gilet (de esas personas dos eran sacerdotes, uno tío suyo adscrito a la iglesia de la Compañía de Valencia). Primero los encerraron en el sindicato Católico Agrícola de Rafelbuñol y luego al cementerio de Sagunto donde los asesinaron. Murió perdonando a los republicanos que le asesinaron y dando vivas a Cristo , rey del universo. Tras asesinarle le destrozaron el rostro. Fue enterrado en el cementerio de Sagunto hasta que en 1939 fue llevado al cementerio de Rafelbuñol, al panteón familiar.

 

Garraf (Barcelona) costa de mártires

En la costa de Garraf murieron una serie de personas sólo por la persecución religiosa de la Segunda República.

Véase:  http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=18198&mes=10&ano=2011

Conozcamos a un par de esas víctimas, una de ellas sorda de nacimiento.

Un día 19 de noviembre de 1936 en Garraf (Barcelona) son asesinados los salesianos Eliseo García García y Alejandro Planas Saurí.

Eliseo García García habían nacido en El Manzano (Salamanca) el 25/8/1907 y había hecho votos en 1932.  Era hermano coadjutor.  Su hermano Esteban García García había sido asesinado por los republicanos en Málaga el día 24/9/1936 (ha sido beatificado en 2007). Otro hermano suyo llamado Hipólito era sacerdote y salvó la vida al sorprenderle la guerra en la zona nacional (Cantalapiedra, Salamanca).   Eliseo había sido agricultor pero en 1931 fue al aspirantado en Campello (Alicante). En los asaltos de izquierdistas a las iglesias de mayo de 1931 quemaron su colegio y tuvo que ir a Gerona, donde hizo la profesión religiosa hasta que en 1935 fue destinado a Sant Vicenç dels Horts, en arcelona, donde hizo los votos perpetuos. Al morir tenía 29 años.

Alejandro Planas Saurí había nacido en Mataró (Barcelona) el 31/10/1878 y era sordo de nacimiento, razón por la cual no pudo hacer profesión religiosa, pero logró hacer votos privados dada su profunda fe católica. Era hijo de unos tenderos que en 1900 lo colocaron de pinche de cocina en el noviciado salesiano de Sant Vicens del Horts, deonde también hacía de guardian y mantenimiento de fincas. También se llevaba muy bien con los chicos de la zona por su gracia y juegos de manos. También trabajaba en una fábrica de ladrillos y otros lugares.  Hizo unas imágenes religiosas que tras la victoria del frente popular fueron obligadas a ocultarse primero y luego destruidas por milicianos, que curiosamente llegaron a disculparse al comprobar el profundo dolor que causaron en Alejandro.  Al morir tenía 58 años.

Ambos son beatos desde 2001

Al iniciarse la guerra el ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts incautó el seminario el 21/7/36 y sacaron todos los elementos religiosos y el 11/9/1936 expulsaron a los religiosos de él, dejando a Alejandro Planas, apodado “el sordo”, permanecer por no ser religioso que se ocupaba del mantenimiento del edificio.

Eliseo García acudía habitualmente para ver cómo se encontraba Alejandro Planas y llevarle la comunón hasta que el comité del frente popular de Sant Vicens dels Horts los detuvo a ambos y en la costa de Garraf fueron asesinados, y probablemente arrojados sus cadáveres al mar ya que nunca fueron hallados.

Alejandro Planas eliseo garcia

Asalto al convento de misioneros del Corazón de María en Jaén

El día 20/7/1936 hacia las dos de la tarde milicianos republicanos y guardias de asalto asesinaron a cuatro religiosos claretianos en el asalto del convento de la Merced, hoy parroquia de la Merced.  Eran:

  • Santos Rodríguez González.
  • Laureano de Frutos Heredero (59 años)
  • Genaro Millán García
  • Eduardo Gómez Salcedo.

Para el asalto pusieron incluso explosivos en las puertas y al fracasar entraron por el muro del huerto disparando a los indefensos frailes que intentaban huir a quienes también atacaron con palos y navajas.

Sus cadáveres fueron desnudados, golpeados e incluso sacados ojo, para luego ser arrojados a un carro de basura y paseados por las calles hasta el cementerio.  Los que quedaron vivos (siete) fueron llevados detenidos sólo por ser religiosos a una comisaría y condenados a trabajos forzados o movilización.

El claretiano Paz Porras García fue vejado, golpeado y arrastrado por la calle hasta la Plaza de Santa maría, luego por la calle Campanas hasta la plaza de la Diputación e incluso le clavaron un estoque que llevaba un miliciano en la plaza de San Francisco (luego lo llevaron al hospital, y a la cárcel hasta el 23/3/1938 en que fue obligado a incorporase al ejército rojo).

El claretiano padre Juan Bautista Alonso fue golpeado y luego fue condenado a pena de dos años y medio de trabajos forzados en el campo de concentración de Albatera, que habían creado los republicanos. Dos fueron liberados y el resto obligados a construir trincheras en Fuerte del Rey, Jaén.

Convento de la Merced_jaen
Se ve el huerto de la carnicería.

Más en en www.1936-1939.com

Tres rosas enfermeras que valen por trece rosas

Martires de Somiedo
Mártires de Somiedo

El 27/10/1936 en Pola de Somiedo (Asturias) milicianos del  Frente Popular hicieron prisioneras a tres enfermeras.  Eran tres mujeres (“enfermeras mártires de Somiedo“) eranllamadas:

  • Olga Pérez- Monteserín Núñez, de Astorga (23 años).- Era hija del conocido pintor Demetrio Monteserín (la web de saber.es  trata de su obra y del asesinato de su hija).
  • Octavia Iglesias Blanco, de Astorga (41 años)
  • Pilar Gullón Iturriaga, de Madrid (25 años)

Las tres eran de Acción Católica y eran, voluntarias enfermeras de la Cruz Roja de Astorga, que habían accedido a curar a los heridos que había en el Puerto de Somiedo.  Las milicias de UGT el 27 de octubre ocuparon el puesto y asesinaron allí mismo a los heridos.  Ellas pudieron huir del puesto, junto a unos 21 soldados que evacuaron el puesto tras un breve enfrentamiento, pero se negaron a abandonar a los heridos.

A las chicas, oficiales y capellán los bajaron por un sendero de cabras desde el Puerto hasta Somiedo, donde asesinaron a los oficiales y al sacerdote, a quien pasearon en un carro de bueyes que chirriaba toda la noche para que con su ruido no se oyeran las torturas y gritos de las mujeres torturadas y violadas, ya que a las enfermeras, el jefe miliciano republicano Genaro Arias Herrero las encerró en una vivienda dando permiso al resto de milicianos para que por las noches les hicieran abusos sexuales. Antes les habían ofrecido liberarlas si renegaban de su fe católica, a lo que se negaron y comenzó su tortura (por ello está abierto el proceso de beatificación).

En la mañana del día 28 las arrastraron a un prado donde las ataron y dijeron que si no decían «Viva Rusia» las matarían. En su lugar se oyó a Pilar Gullón moribunda gritar “Viva Dios” mientras un oficial rojo le daba el tiro de gracia.

Fueron fusiladas por unas milicianas voluntarias, entre las que estaban Felisa Fresnadillo, Josefa Santos, María Sánchez, María Soto y Consuelo Vázquez. Las milicianas  ejecutoras de los disparos mortales fueron Evangelina Arienza, Dolores Sierra, y Emilia Gómez. Las milicianas primero les quitaron las ropas y ya desnudas, hacia el mediodía, las fusilaron en el prado, repartiéndose las ropas entre las asesinas.

Durante la tarde las milicianas republicanas vejaron los cadáveres hasta que por la noche las arrojaron en una fosa común que cavaron dos prisioneros falangistas también ejecutados.

La escritora Concha Espina escribió en 1938 una obra titulada Princesas del martirio en homenaje a las tres mujeres astorganas violadas, torturadas y asesinadas datos sobre la obra AQUI.

Recuerdo a las víctimas, sólo eso…

 

El obispo de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, Corral ha señalado que “las beatificaciones en ningún momento significan condena para quienes les mataron. Sencillamente en esto no se juzga la conducta sino que más bien se busca el testimonio cristiano de los que murieron, que es muy diferente”.

Conformes. Como esta web, que no condena, sólo recuerda a quienes murieron en un bando por amor a Dios y a España.

 

Más detalle en:

http://www.europapress.es/sociedad/noticia-obispado-siguenza-rechaza-relacionar-beatificacion-religiosos-muertos-guerra-civil-casos-memoria-historica-20131003151441.html

 

Monjas detenidas por milicianos
Monjas detenidas por milicianos

26 septiembre 1936 asesinado el párroco de Manises Vicente Aviñó Catalá junto a otros.

Párroco de Manises (Valencia)Asesinado Vicente Aviñó Catalá, sacerdote de 64 años y párroco de Manises (Valencia), en la que había nacido de la que era naturalugar del que además había nacido el 8/4/1972. El comité local del Frente Popular le había quitado sus bienes personales y los de la parroquia de Manises. El 16 de septiembre lo encerraron en el convento de las Carmelita (que había sido convertido en cuartel de milicianos), donde fue maltratado y torturado (le daban también para beber aguas con orines en un pozal y le trataban como si fuera un animal de carga).

Lo fusilaron en el Picadero de Paterna, gritando él en ese momento que perdonaba al asesino y gritan Viva la Purísima Concepción.   Había participado en la creación del colegio Sagrada Familia de Manises y bendecido la primera piedra de la Escuela de Cerámica de Manises en 1917.

Con él fueron asesinados los curas de Estivella y Bugarra y el franciscano Botet.

Párroco de Manises (Valencia)