La República contra la basílica de San Francisco el Grande, de Madrid

Ya vimos que la Segunda República convirtió la basílica de San Francisco el Grande de Madrid en un miserable almacén.  Además, en su lucha contra lo católico también cambió el nombre de su carrera por el de un miliciano rojo.sanfcocalle