La República sanciona hasta rezar

Ya iniciada la guerra civil la Gaceta del 13/8/36 (el equivalente al actual BOE) publica una norma por la que establece disolución y apropiación de sus bienes a las organizaciones religiosas que hagan ciertas acciones.

Curiosamente una de ellas es rezar por los nacionales. y uno se pregunta ¿cómo saben quién ha rezado?, ¿es que la República laica tiene miedo a los efectos reales de la oración? así como piensa que ello contraviene otro principio jurídico de que el pensamiento no delinque.

Veamos la norma:

Prohibido rezar por los otros.
Prohibido rezar por los otros.