Iglesia de Valencia destruida

ALGUNOS MONUMENTOS HISTÓRICOS ARTÍSTICOS NACIONALES DESTRUIDOS POR LOS MILICIANOS Y MILICIANAS REPUBLICANOS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA DURANTE LA REPÚBLICA Y LA GUERRA

Es imposible enumerar los asaltos republicanos contra obras o templos religiosos, ya que no cabe en lo que es una página Web, y la enumeración completa es casi físicamente imposible, pues prácticamente todos los pueblos sufrieron el asalto de milicianos milicianas republicanos, por lo que lo que a continuación sigue es sólo una muestra de lo que ocurrió en la zona republicana respecto a cientos de muestras culturales y religiosas, por acción de los milicianos y milicianas republicanos, sin que NUNCA hubiera un detenido o juzgado por los irreparables daños cometidos a nuestra historia cultural y artística. ¿Sería tan silenciado si hubiera sido obra del bando nacional? Aún hoy se silencia o dulcifica con expresiones como “el incendio que hubo en el 36“, o “el incendio que se produjo en el 36”, pero nunca se habla de quién lo provocó y el por qué. Insisto que ni están todos los municipios que sufrieron estas salvajes destrucciones, ni tampoco están en cada municipio todos los monumentos que sufrieron un daño.

MÁS DEL 90% de las imágenes patronales de los pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana FUERON DESTRUIDOS EN LA GUERRA EN LOS ASALTOS DE MILICIANOS REPUBLICANOS. (Ver “Imaginería Patronal destruida en la Comunidad Valenciana durante 1936”, con cientos de fotografías, de Andrés de Sales Ferri Chulio).

VALENCIA

Iglesia de San Agustín (S.XIII) Fue entregada al fuego totalmente por los milicianos y milicianas republicanos en 1936, con lo que de su antiguo y rico patrimonio artístico prácticamente nada queda. Hasta hace escaños años en la entrada estaban las fotos de cómo quedó tras el asalto, pero se han retirado porque herían ciertas “sensibilidades”, aunque aún podemos ver unas en las páginas 309 y 310 de la obra de Fernando Pingarrón, “Arquitectura religiosa del S.XVII en la ciudad de Valencia”, editado por el Ayuntamiento de Valencia en 1998.

Iglesia de Santa Catalina (S.XIII) Los republicanos incendian esta iglesia que tiene el símbolo valenciano de la Torre de Santa Catalina, incendio en el que además de destruir completamente el presbiterio y dañar a la decoración interior, afecta muy negativamente a la estructura del edificio, lo que supuso un tremendo trabajo de restauración, restauración que ha supuesto un cambio del edificio respecto de cómo estaba antes del asalto republicano de 1936.

Iglesia de El Salvador (S.XIII) Asaltada por milicianos republicanos en 1936 sufrió un asalto salvaje en el que también se mutiló al Cristo del Siglo XIV, por lo que tras la guerra fue restaurado. En el salvaje asalto también se perdieron entre centenares de obras el Ecce Homo atribuido por Tormo a Morales, una tabla del siglo XV, representando a la Virgen de Covadonga, que radicaban ambas en sus respectivas capillas, así como un retablo de azulejos, en el exterior, de 1751.

Catedral de Santa María (S.XIII).- En 1936 fue asaltada por las milicias republicanas, asalto en el que también destruyeron los órganos de la Catedral renovados en 1720 con Nicolás de Salanova, salvándose parcialmente las cajas renacentistas, instaladas hoy en la girola. También se destruyo el túmulo renacentista del arzobispo D. Martín Pérez de Ayala (en la Capilla del Santo Cáliz), todo ello junto a la destrucción de retablos, pinturas, esculturas, mobiliario, etc. Destruyeron la manufactura de las rejas y puertas del coro. También destruyeron los milicianos un retablo mayor decimonónico precioso, que ahora sólo se recuerda por fotografía de L.Crumière, y que estaba presidido por la Virgen María que llevaba en brazos al niño Jesús. Se destruyó la imagen de San Vicente y sus andas procesionales (S.XVIII) y las de San Vicente Ferrer y sus andas (S.XVII).

Real Basílica de Ntra. Sra. de los Desamparados S.XVII) Cobija a la Virgen de los Desamparados patrona de Valencia, y que acompañaba al ataúd en los entierros de los desamparados, de los pobres y necesitados. Fue asaltada en 1936 provocando los milicianos republicanos un terrible incendio, figura que fue mutilada con golpes, disparos y fuego, hasta que fue sacada a escondidas y ocultada tras una pared falsa en el ayuntamiento valenciano en secreto, no sin que los daños en su cara fueran graves, hasta el punto de que el rostro actual no se parece al anterior, de rasgos más orientales. Semejante suerte pasó la Virgen del Lidón, venerada en Castellón de la Plana, que debió ser atacada con saña, ya que era de piedra, por lo que exigía mayor rencor, que pudo ser lanzada también desde alguna altura, ya que se partió en dos.

Iglesia de San Valero de Ruzafa (S.XIV) Su trasagrario era (ya no lo es porque fue destruido por milicianos y milicianas republicanos) uno de los mejores del pleno periodo engalanado. Su estructura era longitudinal y estaba decorado con esgrafiados y pinturas destruidas en 1936, sólo quedando un fragmento ahumado de la primitiva decoración en la actual sacristía (el trasagrario pasó tras la destrucción a ser la sacristía). También se perdió el retablo mayor de José Cuevas (de 1699-1701), claro que los republicanos no pudieron destruir una fotografía para que aún podamos saber cómo era (pag.299 obra infra).

Iglesia Casa Natalicia de San Vicente Ferrer (S.XIV) En la calle del Mar, la primera y pequeña iglesia fue asaltada por los republicanos en 1936 y se ha reconstruido con el resto de la casa por el arquitecto municipal Vicente Valls Gadea, ampliándose y alterándose el perímetro de la capilla y su fachada.

Iglesia de las Escuelas Pías (S.XVII) Atacada ya durante la II República, durante el segundo asalto republicano de 1936 se perdieron los lienzos de los altares debidos a Luis Planes, José Vergara y José Camarón, por lo que se cambiaron las originales advocaciones de las capillas.

Iglesia de San Esteban (S.XIII) Antigua iglesia que fue devastada también por los milicianos y milicianas republicanos en 1936, salvándose de la devastación el archivo parroquial. En el asalto entre muchas cosas se perdió el cuerpo de San Luis Bertrán, pero se salvó la decoración de la capilla mayor y nave.

Iglesia de San Juan de la Cruz (S.XVII) Salvajemente asaltada por los republicanos en 1936, con destrucción de la imaginería y retablos barrocos (particularmente lamentable por lo que se refiere al retablo del altar mayor, obra de Tomás Sanchís y alguna imagen de Ignacio Vergara) que ha dañado el efecto unitario logrado por Luis Domingo. También se perdió un púlpito policromado de los más bellos de España. Afortunadamente se pudo salvar casi todo el rico patrimonio pictórico de este templo, que se transfirieron luego al nuevo templo de San Andrés.

Iglesia de San Juan del Hospital (S.XVII) Asaltado en 1936 por los republicanos estuvo cerrada a la expectativa de tener que ser derribada, que fue finalmente impedido, para dedicarse a tareas profanas tras la guerra hasta que en 1968 se reabrió al culto católico. El retablo de la capilla de Santa Bárbara sólo se puede recordar por fotografías anteriores al asalto de los milicianos de la República (pag.288 de obra infra).

Iglesia de los Santos Juanes (S.XIV) Asaltada por los milicianos y milicianas republicanos en 1936 sufrió gravísimos e irreparables daños pese a su valor cultural, histórico y religioso. En el terrible asalto se perdieron entre centenares de cosas, retablos, estatuas y la mayor parte del mobiliario de la iglesia. Los frescos de Palomino sufrieron considerablemente y el púlpito de Ponzanelli se destruyó parcialmente. Las estatuas de Bertessi han sido objeto de varias restituciones perdiendo muchas de ellas su original carácter artístico. Los retablos se hicieron también nuevos, constituyendo discretas copias de los que originalmente hiciera Leonardo Julio Capuz. Pero una de las mayores pérdidas fue la del conjunto pictórico de Palomino, desaparecido en parte o muy ennegrecido por el humo del fuego provocado en el interior. Aun continúa en restauración.

Iglesia de San Martín (S.XIV).- Como no, incendiada por los republicanos en 1936, en el que se perdieron definitivamente casi todos los frescos de las capillas, junto con cuantiosos destrozos que acabaron con la mayoría de las piezas artística que albergaba la parroquia, como son todos los retablos (TODOS), casi todas las pinturas de las capillas y algunas de la nave, el altar mayor, el órgano, etc. perdiéndose valiosas obras de RIBALTA, Esteve Bonet, Juan Muñoz, Tomás Sanchiz, un famoso cuadro de GOYA, “El arzobispo Company”, etc., si bien las destrucciones no afectaron a la estructura del edificio. Mayores destrozos sufrieron la sacristía, que perdió toda su ornamentación original, y dependencias parroquiales, como el archivo, que perecieron totalmente para la historia y la cultura, gracias a los “luchadores por la libertad” que en esa lucha nos liberaron de toda esa carga cultural y artística. Todo el cuerpo de la iglesia se tuvo que cubrir con una simple capa uniforme de pintura al objeto de ocultar las huellas del humo del incendio republicano. El retablo mayor original sólo lo podemos conocer por fotografías de Vidal Corella anteriores al asalto republicano (“Arquitectura religiosa del s.XVII en la ciudad de Valencia”, pag.257, Fernando Pingarrón). Sus espléndidas y antiguas puertas también fueron absurdamente destruidas.

Iglesia de San Sebastián (S.XVIII) Asaltada por los republicanos el interior de la iglesia perdió gran parte de sus pinturas y retablos, no quedando apenas pinturas, perdiéndose obras de Orellana, Richarte, Parreu, Rosell, Crespí o Vergara.

Iglesia de San Nicolás (S.XIII) Fue asaltada también pero pese a sufrir daños, no fueron tan graves como otras iglesias.

Iglesia del Pilar (S.XVII) Incendiada en 1936 por milicianos republicanos destruyó grandes obras de arte como el gran retablo barroco tallado por Andrés Robles.

Iglesia de Santo Tomás y San Felipe Neri (S.XVIII) Asaltado durante 1936 hubo de ser reconstruida tras la guerra civil debido a que el interior de la iglesia en el asalto republicano sufrió graves desperfectos, perdiéndose los retablos y gran parte de las pinturas, unas realizadas en el momento de la construcción y otras posteriores.

Iglesia y monasterio de San Vicente de La Roqueta (S.XIII). La iglesia fue desmantelada e incendiada en 1936 por milicias republicanas, estando aún pendiente de restauraciones, pudiéndose ver alguna foto en la obra citada, página 407).

Monasterio de la Trinidad (S.XV) Fue asaltado durante la guerra civil por lo milicianos y milicianas republicanas, con grandes pérdidas en obras de arte.

Palacio Monasterio del Temple (S.XIII) Asaltado por republicanos perdió piezas artísticas de gran valor como la imagen del “Santo Cristo del Consuelo ” atribuido a Juan Muñoz, y por supuesto que a los padres redentoristas que lo regentaban los echaron y ejecutaron con las típicas consecuencias republicanas.

Iglesia de San Andrés (S.XIV).- La actual iglesia es nueva porque la antigua iglesia fue destruida, por lo que tras la guerra se trasladó al ensanche, ocupándose de la vieja fábrica y de las antiguas dependencias parroquiales desde 1952 la orden carmelitana con cenobio adjunto de nueva planta. Con esa destrucción se perdió un retablo mayor de la segunda mitad del XVII que según se aprecia en fotografías anteriores a 1936 respondía al prototipo engalanado no salomónico.

Iglesia de San Bartolomé (S.XIII).- Cercana a la catedral fue destruida en la guerra por las milicias republicanas, quedando como único resto de la iglesia su campanario. Por supuesto, no es la actual iglesia de San Bartolomé sita en la Avenida del Reino de Valencia (antes de José Antonio).

Iglesia de San Miguel (S.XIV).- Iglesia ya mencionada en el Llibre del repartiment. Destruida en asalto republicano.

Convento de Belén (S.XVII).- En julio de 1936 se procede a su derribo (fotografías en obra citada, página 410).

Casa Profesa de los Jesuitas (S.XVII) Arrasada en 1936 por los milicianos, incluido el maravilloso altar del Sagrado Corazón de Jesús. También fue arrasado el claustro mayor (ver foto en página 426 de la reiterada obra).

Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi (S.XVII).- En el barrio de Ruzafa fue arrasado por los milicianos y las milicianas en 1936.

Convento de Santa Úrsula (S.XVII).- Junto a las Torres de Quart fue destruido junto con su retablo mayor (ver imagen en página 518 libro citado). Fue empleado como checa republicana durante la guerra.

ALBERIQUE.- El Ecce Homo (S.XVIII) tan querido en la población fue destruido el 20 de julio de 1936.

ALBOCÁCER.- Ermita y hospedería de San Pablo (S.XVI). – Asaltada y dañada en 1936 en la zona republicana, con tales daños que sólo se comenzaron a restaurar en 1979.

ALCALÁ DE CHIVERT.- Iglesia-Torre del Campanario (S.XVIII). – En el asalto de partidarios de la República desaparecieron la mayoría de los altares y lienzos.

ALCIRA.- Se incendiaron todos los templos y lugares de culto de la ciudad en el año 1936, siendo ciudad de la zona republicana, como por ejemplo la Iglesia arciprestal de Santa Catalina (ardió todo el templo junto con su valioso archivo y los fondos escultóricos y pictóricos revalorizados por las obras depositadas tras la desamortización y procedentes de los monasterios de la Murta, Franciscanos y Capuchinos, por lo que la pintura y gran parte de la ornamentación es posterior a la guerra civil). El Cristo de la Virgen María (S.XVII) fue destruida por republicanos el 11 de mayo de 1936. La imagen de Ntra. Sra. de Lluc (S.XVII) fue destruida el 11 de mayo de 1936, lo mismo que la imagen de Ntra. Sra. de la Murta (S.XV). En septiembre de 1936 se destruyeron las imágenes de Santa María y de Santa Gracia, que fueron reproducidas en 1940 gracias mediante un vaciado de las esculturas originales obtenidas en febrero de 1936. La imagen de San Bernardo mártir permaneció oculta en un domicilio particular alcireño, pasando posteriormente a Onda (Castellón), a donde fue trasportada en un camión.

ALCOY.- San Jorge mártir (S.XIX) fue destruido en 1936. La actual imagen es de 1940. Los republicanos convirtieron sus restos en museo popular, sin posibilidad de culto.

Iglesia parroquial de Santa María.- Su mobiliario fue quemado y el edificio demolido, y sus sillares empleado para construir la piscina municipal.

ALGINET.- La imagen de San José (S.XVI) y para evitar su destrucción fue ocultada en julio del 36 nunca más pudo ser recuperada.

ALQUERÍAS DEL NIÑO PERDIDO.- Ntra.Sra. del Niño Perdido. En 1936 milicianos republicanos serraron las cabezas de la Virgen y el niño, colocándose en 1939 a la imagen actual que talló Pascual Amorós.

ASPE.- Nuestra Sra. de las Nieves (S.XV) quemada por milicianos republicanos el 16 agosto de 1936 en la Balsa del Moro.

AYORA.- Iglesia arciprestal de Ntra. Sra. de la Asunción (S.XVI al XVIII). – En el incendio provocado por miembros del bando republicano se perdió toda su importante riqueza mueble y con ello se provocó graves daños arquitectónicos en las armaduras de las cubiertas, etc.

BARCHETA.- Templo parroquial destruido junto con su patrimonio el 16 de mayo. Autores: milicianos republicanos.

BENAGUACIL.- La imagen de Ntra. Sra. de Montiel fue escondida secretamente en 1936 por el párroco de la población Fermín Gil Navarro, sin que nunca se haya conocido su paradero.

BENICASIM.- Iglesia parroquial (S.XVIII). – Asaltada en el 36, entre otras cosas interesantes, se perdió el lienzo que representaba a San Martín, de José Camarón y Boronat (1731-1803), por lo que el que ahora hay es una sustitución de 1945 de mala calidad. El templo fue confiscado por los republicanos españoles que lo usaron de almacén, para lo que destruyeron los altares laterales y el púlpito. De paso dañaron muchos lienzos, que intentaron ser restaurados tras la guerra.

BENIGANIM.- Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel (S.XVI-XVII). – Los republicanos destruyeron las hornacinas superiores de la fachada, que representaban a Santo Tomás, San Buenaventura y la titular de San Miguel, y las inferiores, que representaban los cuatro doctores de la Iglesia. Gracias a las tropas republicanas, ahora sólo hay un vacío donde antes habías obras escultóricas. También se dañó gravemente en 1936 el interior de la iglesia, perdiéndose por el incendio provocado por los milicianos y las milicianas republicanas retablos y adornos, quedando muy deteriorados los paramentos murales, por lo que tras la guerra hubo de intentarse la restauración de lo que dejaron.

BENIMACLET.- El Cristo de la Providencia fue destruido durante el verano de 1936, utilizándose el madero de la Cruz como servidor de paso en una acequia cercana a la población.

BÉTERA.- Ermita de la Divina Pastora (S. XVIII).- Saqueo de los milicianos que destruyeron gravemente todo.

BURRIANA.- Ex convento de la Merced.- En el asalto republicano se perdió entre otras cosas un lienzo del siglo XVII que representaba la efigie de fray Gabriel Ripollés.

Iglesia parroquial del Salvador (S.XIV).– Asalto en que se pierde la portada dedicada a Madona Santa María cuya imagen presidía el parteluz. Los milicianos y milicianas asaltantes expoliaron, es decir, robaron, el templo y destruyeron entre otras cosas, el retablo renacentista. La voladura de la Torre de Campanas por las tropas republicanas en su huida hacia Nules la noche del 5 de julio de 1938 produjo el hundimiento de las bóvedas de la nave y la cúpula de la Capilla de la comunión. La voladura se hizo con 32 cajas de dinamita que habían situado a las órdenes de un artificiero mejicano, entre el segundo y tercer cuerpo de la torre de las campanas. En estas destrucciones también se dañaron las viviendas vecinas a los templos.

CALPE.- El Cristo del Sudor (S.XVII) aclamado como patrón de Calpe fue destruido por republicanos el 13 de agosto de 1936 en una hoguera de milicianos, por lo que la actual es realizada en 1939.

CARCAGENTE.- Convento de Aguas Vivas (S.XV).- Asalto y expolio del convento.

San Bonifacio mártir (S.XVIII) fue destruido el 13 de mayo de 1936, víspera de su fiesta patronal.

Cristo de la Buena Muerte (S.XVII) Fue destruido entre el 13 y 14 de mayo de 1936.

CARLET.- La imagen de San Bernardo mártir (S.XVII) fue destruida en 1936 por los republicanos

CASTELLÓN DE LA PLANA.- Iglesia de Sta. María La Mayor (S.XIII).- Templo gótico, de medianas proporciones, realizado en sillería, que fue DEMOLIDO por acuerdo del ayuntamiento republicano de 17 de noviembre de 1936 basado en una injustificable finalidad de finalidad moral, y del que tan sólo restan, tras el intento de reconstrucción monumental, escasas muestras, como alguna clave de bóveda y las tres puertas de acceso. El templo había sido declarado Monumento Histórico Artístico Nacional por la propia República (3/6/1934). En Castellón se destrozó la venerada imagen de la virgen del Lidón.

CATARROJA.- Casa de Vivanco.- Ocupada durante la guerra civil por la Comuna El Muntó para su uso privado, que le causó diversos daños.

CATÍ.- Hospital y su capilla.- Asaltados en 1936 se perdió una escultura valiosa de la Santísima Trinidad.

CAUDIEL.- Ntra.Sra. del Niño Perdido. Fue destruida el 11 de agosto de 1936, siendo la actual tallada en 1936 por Pío Mollar.

CHELVA.- Iglesia arciprestal de Ntra. Sra. de los Ángeles (S.XVII).- Feroz asalto de los milicianos republicanos, que provocan graves desperfectos en su contenido mueble y derriban las siete estatuas de la portada (cuyas hornacinas podemos contemplar por ello hoy vacías, quedando solo el recuerdo fotográfico de antes del asalto de los milicianos del frente Popular) y destruyen los retablos, incluido el mayor, que era de gran aparatosidad y riqueza. En el asalto al Santuario próximo fue destruida la imagen de Ntra.Sra. del Remedio, de la que se pudo recuperar la cabeza de la Virgen que fue incorporada a la imagen actual.

CHESTE.- Torre Campanario e Iglesia de San Lucas Evangelista (S.XVIII).- Asalto en el que entre otras cosas se destruyen las estatuas de San Pedro y San Andrés (siglo XVIII), así como el retablo tardobarroco del decorador Roberto Albors. También se dañó un lateral pintado por Ramón Sánchez a principios del XIX, que ha sido sustituido por una simple copia. Graves desperfectos en el mobiliario y decoración, desaparecieron los altares, todos, las dos estatuas laterales citadas de la fachada y el tornavoz del púlpito.

CULLERA.- La Imagen hoy venerada de la Virgen del Castillo se salvó gracias al franciscano Manuel Alemany y al sacerdote Antonio Recart, que fueron asesinados por milicianos republicanos, por no querer revelar dónde habían escondido la imagen, santuario que ya fue incendiado por republicanos el 31 de marzo de 1936. El 13 de mayo volvió a ser incendiado el Santuario, siendo sofocado también el fuego por vecinos que vieron el humo de lejos.

Parroquia Santos Juanes.- El 1º de mayo tras arenga republicana se asaltó el templo destruyendo todo su archivo, altares, retablos, imágenes y lienzos, ocasionando grandes pérdidas culturales y materiales.

DENIA.- Convento de las Agustinas Descalzas.- 15 de enero de 1936 (antes de la Guerra Civil) fue asaltado por republicanos que arruinaron el retablo mayor entre otros. La imagen patronal de la Santísima Sangre fue escondida por un carpintero.

ELCHE.- Basílica de Santa María, El 20 de febrero de 1936, milicias republicanas asaltan el templo, en cuya amplísima nave tiene lugar anualmente la escenificación del célebre Misterio de Elche (

Misteri d’Elx), que había sido declarado Monumento Nacional en 1931. El retablo mayor, la imagen de la Mare de Déu de l’Assumpció y los retablos laterales fueron incendiados y convertidos en ceniza, mientras que el magnífico órgano de tubos era arrancado y despiezado. La actual Sra. de la Asunción es el escultor valenciano José Capuz y se bendijo en 1939.

Iglesia del Salvador y templo de San Juan Bautista.- Sufrieron suerte semejante al anterior de la Basílica y llegaron a ser demolidos por los republicanos durante la guerra.

ELDA.- El Cristo del Buen Suceso (S.XVII) fue destruido el 20 de julio de 1936 por milicianos republicanos, por lo que la imagen actual es de Pío Mollar y bendecida en 1940.

Nuestra Sra. de la Salud (S.XVII) destruida el 20 de julio de 1936.

ENGUERA.- Madrugada del 1 al 2 de agosto se destruye la imagen de San Miguel Arcángel (S.XVIII).

GANDÍA.- Iglesia Colegiata de Sta. María (S.XIV).- Asalto e incendio, entre otras cosas, del retablo de Damián Forment, junto con otras muchas piezas de gran interés artístico como el coro (S.XVI) y quedó medio destruido el templo desapareciendo el presbiterio, la capilla de la Virgen de los Desamparados, la capilla de la Salud, la capilla de la Comunión, la sacristía y la sala capitular, todas ellas evolucionadas y enriquecidas durante siglos. Sólo quedó en pie de la acción de la piqueta, la nave central y el campanario.

GUADASUAR.- Iglesia de San Vicente Mártir (S.XVI).– En el mes de febrero de 1936 junto con una Virgen del Rosario fueron ocultadas en el domicilio de José Gimeno Colomina, con ello fin de evitar su destrucción. Sin embargo, el 17 de septiembre fue localizada por milicianos republicanos y llevadas al cauce del río Magro y destruidas en una hoguera.

IBI.- Ntra. Sra. de los Desamparados (S.XVIII) fue destruida el 6 de agosto de 1936, pudiéndose recuperar sólo uno de los Santos Inocentes. La imagen actual es de 1940.

JÁTIVA.- La Iglesia de San Francisco (S.XIII) fue devastada por los republicanos que la convirtieron en sala de proyecciones cinematográficas, suerte de la que se libró la iglesia de San Félix porque el cronista Sarthou la convirtió en Museo de pintura gótica valenciana, al que se llevaban obras expoliadas en otros lugares.

Iglesia Colegial de Sta. María (XIII) fue devastada en 1936 por los milicianos, destrucción que acabó con numerosas obras góticas renacentistas y barrocas del Siglo XVIII. La imagen del Cristo del Carmen fue destruida en el asalto del 22 de julio del 36, que fue decapitada, pudiendo ser ocultada por José Bataller Muñoz, sacristán de la Colegiata, y después fue EMPAREDADA bajo el tejado del Museo Municipal con la intervención de Carlos Sarthou y Germán Monllor. De la destrucción del Ecce Homo (S.XVI) se pudo recuperar sólo la cabeza, que se incorporó a la talla actual. La imagen de Ntra. Sra. de la Seo (S.XV) fue destruida el 27 de julio de 1936.

LIRIA.- Iglesia de la Sangre (primitiva iglesia de Sta. María, S.XIV).- Uno de los primeros y más importantes monumentos nacionales valencianos fue asaltada en julio de 1936 por los milicianos, que destruyeron los interesantísimos retablos, imaginería y frontales del altar, todos ellos obras capitales del arte valenciano de los siglos XIII y XIV, quedando todavía elementos de interés. En el retablo de 1647 fue destruida la imagen del Cristo de la Sangre.

Iglesia de la Santa Cruz (S.XIV).- Muy dañado en el asalto republicano de 1936 en el que desapareció parte del conjunto que lo componía, las tierras, huertos, disgregándose y derribándose fragmentos de edificación. Destrozaron la sillería de las bóvedas, en la que sobre cada sitial se veían tallados con labores de gusto gótico el blasón de los Borja, con el toro rojo y cintas con los títulos nobiliarios de la casa. Gracias a las milicias republicanas asaltantes, ya no lo veremos nunca. También quedó totalmente destruido el retablo mayor original, junto al órgano (cuyas notas no habían causado ningún daño) y la sillería del coro. Era muna magnífica pieza barroca del siglo XVII de profusos dorados, dividido en dos cuerpos con seis columnas salomónicas que ostentaba las imágenes de la Santa Cruz y Santa Elena y el emperador Constantino.

Iglesia de Santa Bárbara.- Fue incendiada el uno de mayo y después acabó demolida.

En la Iglesia conventual de los PP. Franciscanos fue destruida la Purísima Concepción junto con unas hermosísimas andas.

La imagen de Ntra. Sra. del Remedio (PP. Trinitarios) se perdió la imagen. Se ocultó en varios lugares y domicilios particulares de los cofrades, pero al fin fue localizada por los milicianos republicanos que la buscaron como quien busca a un criminal, destruyéndola en una hoguera hacia el 16 de agosto de 1936.

La imagen de San Miguel Arcángel (S.XVI) fue destruida el 28 de julio de 1936.

LUCHENTE.- Iglesia y monasterio del Corpus Christi (S.XIV).- En el asalto realizado por los partidarios del bando republicano desapareció entre otras cosas todo el retablo barroco de la Iglesia.

LLOMBAI.- La imagen de San Francisco de Borja (S.XVIII) y la de San Antonio Abad (S.XVI) fueron destruidas por republicanos el 20 de julio de 1936.

MASALAVÉS.- El Cristo de Masalavés (S.XVI) fue destruido el 25 de julio de 1936 en un asalto republicano que quemó la imagen. En 1940 se talló la nueva imagen, a la que se incorporó el pie izquierdo del Cristo primitivo que pudo ser recuperado.

MASAMAGRELL.- Ntra.Sra. del Remedio (S.XVIII) fue destruida el 26 de julio de 1936.

MONFORTE DEL CID.- Convento e iglesia del santuario de Nuestra Señora de Orito. 21/2/36 asalto republicano. El 12 de marzo el icono mariano fue entregado por el padre guardián de dicho convento capuchino al administrador apostólico de la diócesis de Orihuela y abad de la colegiata de San Nicolás de Alicante don Juan de Dios Ponce, que sería martirizado por milicianos republicanos en noviembre de 1936.

MONTESA.- La imagen de Ntra. Sra. del Castillo fue depositada en el Ayuntamiento, pero en septiembre de 1936 fue destruida por milicianos republicanos, pese a esa supuesta protección municipal.

MURLA.- Ntra. Sra. de la Divina Aurora (S.XIX) destruida por milicianos y milicianas el 10 de agosto de 1936.

NOVELDA.- Santa María Magdalena (S.XVII) fue arrojada por la ladera del promontorio en donde estaba el ermitorio por milicianos/as republicanos, pudiendo recogerse diversos fragmentos de la estatua, aunque no se pudo recuperar la cabeza. La nueva imagen fue tallada en 1940.

NULES.- Templo de los Carmelitas Descalzos (S.XVII).- Fue asaltada por los milicianos por lo que se restauró la iglesia en 1943 por el Departamento de Regiones Devastadas.

Campanario del templo de San Bartolomé.- El 7 de julio de 1938, las tropas republicanas prendieron fuego a una gran carga de dinamita que, previamente, habían situado en el refugio que comunicaba por debajo del Campanario del templo, la plaza Mayor con la de la Soledad. La explosión elevó verticalmente la torre, estrellándose los cascotes y piedras sobre la bóveda que se derruyó en su totalidad, así como diversas viviendas próximas.

OLIVA.- Palacio de los Condes de Oliva o Palacio Ducal de Osun (S.XV).- Dañado en una tormenta de 1932, fue destruido completamente en el asalto republicano de 1936, por lo que hoy sólo queda el nombre de la calle (Calle del Palacio), pero el palacio gracias a las milicias republicanas desapareció para siempre.

OLLERÍA, LA.- Iglesia de Santa María Magdalena (S.XVI) Milicias republicanas lo asaltan y junto a daños al edificio destruyeron todos los retablos.

ONTENIENTE.- Iglesia de Santa María (S.XIV).- Fue asaltada por los milicianos con tal saña, que los daños provocados obligaron a la sustitución del valioso altar mayor y diversas reparaciones más.

Ermita de Santa Ana y Calvario (S.XV).- Todo el Vía Crucis de piedra labrada fue destruido por los partidarios del bando republicano, por lo que tras la guerra civil se hubo de costar otro nuevo según diseño del P. Bernardino Cervera.

ORIHUELA.- La Matanza.- Nuestra Sra. del Remedio fue destruida el 9 agosto 1936 por republicanos, datando la actual imagen de 1939

El seminario de San Miguel y el colegio de Jesús María fueron incautados por el gobierno republicano y convertidos en cárceles.

ORXETA.- Iglesia parroquial destruida con sus obras de arte por milicianos el 26 de mayo y así se perdió el patrón San Nazario mártir.

PATERNA.- La imagen del querido Cristo de la Fe, fue arrojada a la hoguera en medio de la Plaza del Pueblo el 22 de julio de 1936 por milicianos.

PETRER.- Iglesia Parroquial fue incendiada por republicanos en 1936 perdiéndose la Imagen de Ntra. Sra. del Remedio (S.XVII), cuyo rostro apareció entre los escombros, por lo que pudo incorporarse a la nueva imagen labrada en 1939.

San Bonifacio mártir (S.XVIII) fue destruido el 21 de julio de 1936.

POBLA LLARGA.- Iglesia Parroquial asaltada el 14 de mayo de 1936.

POLIÑÁ DEL JÚCAR.- Iglesia Parroquial. El 1 de mayo fue asaltado por republicanos, pero se pudo sofocar el incendio gracias a la valerosa intervención de Demetrio Vert, que comenzó a sonar las campanas alertando al vecindario que acudió a sofocarlo, no sin que ya se perdiese una pequeña escultura de San Pascual Bailón. El 20 de julio los republicanos continuaron con su acción cultural quemando la imagen del Cristo de la Sangre (S.XVI).

PUIG, EL.- Real Monasterio de Santa María (S.XIII).- Durante la guerra fue asaltado y convertido en prisión y luego pasó a ser reformatorio de mujeres, hasta que en 1948 se encomendó de nuevo a la orden mercedaria.

RAFELGUARAF.- Iglesia parroquial incendiada por milicianos la noche del 14 al 15 de mayo del 36, que destruyeron el templo, su ajuar artístico y la imagen del Cristo del Consuelo.

REQUENA.- Son asaltadas y destruidas las tres antiguas y hermosas iglesias, así por ejemplo, la iglesia de SANTA MARÍA, tras ser saqueada fue convertida en un almacén (para lo que retiraron el mainel de acceso), perdiéndose por el asalto y ocupación republicana la variada colección de retablos, el del altar mayor de J. Molins, imaginería y pinturas.

ROCAFORT.- En agosto de 1936 los milicianos republicanos destruyeron la antigua imagen del Cristo de la Providencia del siglo XV que se veneraba en la iglesia de San Sebastián.

SAGUNTO.- Iglesia de Santa María (S.XIV).- Fue asaltada en 1936 por los milicianos y milicianas republicanos, que provocaron tal devastación que acabó prácticamente con la totalidad de los enseres artísticos de la iglesia, conservándose fragmentos, solamente de uno de los retablos en la capilla de los pies de la nave de la Epístola. Las imágenes de San Abdón y San Senén, mártires fueron destruidas en la noche del 21 al 22 de julio de 1936.

SAN JUAN.- Cristo de la Paz (S.XVII) fue destruido el 26/7/1936 por republicanos. La escultura actual es de 1939.

SAN MATEO.- Iglesia de San Mateo (S.XIII).- Fue asaltada y destruida por los republicanos en 1936.

SAN VICENTE DEL RASPEIG.- La imagen de San Vicente (S.XIX) fue destruida el 19 de julio de 1936.

SAX.- La imagen de San Blas obispo y mártir (S.XVII) fue destruida por republicanos el 24 de marzo de 1936.

SEGORBE.- Seminario y colegio Jesuitas (S.XVII).- Fue asaltado y destruidos los altares, tallas y cuadros. Además destruyeron el sepulcro del fundador y patrocinador Pedro Miralles.

SILLA.- Cristo de Silla (S.XVI) fue destruido el 16 de marzo de 1936.

SOLLANA.- El Cristo de la Piedad (S.XVII) fue destruido el 22 de julio del 36, pudiendo recuperarse la cabeza por una osadía de Primitivo Cabeza Albors.

SUECA.- Iglesia de San Pedro Apóstol (S.XIII).- Asaltado por milicianos que provocaron un destrozo total en el que se incluye el retablo de Andrés Roble. También se destrozaron las andas procesionales de Ntra.Sra. de Sales el 5 de agosto del 36.

TORREBLANCA.- Calvario (S.XIV).- Fue asaltada por lo que la actual imagen del Cristo del Calvario de madera es obra de Carmelo Vicent por haber sido destruida la original en 1936.

TORRENTE.- Entre los muchos destrozos, se les privó para siempre de las imágenes de sus patrones, Santos Abdón y Senent, de los cuales no queda ninguna imagen gráfica.

TORREVIEJA.- Purísima Concepción (S.XVIII) destruida en el templo el 3 de marzo de 1936, la imagen actual es de postguerra.

TRAIGUERA.- Real Santuario de la Virgen de la Salud (S.XVI) Asaltada también por los milicianos y milicianas y destruido por lo que la actual imagen de la Virgen de pie con el niño sobre el brazo izquierdo, mostrando ambos en la mano una manzana es una copia del original destruido por los republicanos.

TUEJAR.- Iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles (S.XVII) Magnífica y preciosa iglesia asaltada por los republicanos en 1936 destruyeron todo el archivo parroquial, incluidos los documentos sobre la arquitectura y cuadros de la iglesia. El programa simbólico de la decoración interior fue destruido por el incendio de los milicianos, junto con la riqueza mueble del interior, quedando reducido a los símbolos marianos de la cúpula, dispuestos sobre escudos soportados por los ángeles.

VILLAFAMÉS.- Iglesia de la Asunción (S.XVI) Asaltada por los milicianos que la destruyeron sus altares, conservando el retablo mayor.

VILLAREAL.San Pascual Bailón (S.XVII) fue destruido el sepulcro relicario el 13 de agosto de 1936 y sus venerables restos arrojados miserablemente por milicianos republicanos a una hoguera.

VINAROZ.- Iglesia de la Asunción (S.XVII) Asaltada en 1936 por lo que la imagen de Ntra. Sra. de la Asunción hubo de ser renovada, dañándose también mobiliario de la iglesia, entre ellos el retablo renacentista de Pere Dospa y una dolorosa de Esteve Bonet, así como los retablos y pinturas que han sido renovados por piezas de escaso valor artístico.

Iglesia de San Agustín (S.XVI).- El templo fue destruido en 1936 por los republicanos hasta el punto de que sólo se pudo usar para el culto eventualmente dándose la última misa en 1975.

ZORITA DEL MAESTRAZGO.- Santuario (S.XVI).- Fue asaltado en 1936 en cuyo asalto se destruyeron todos los antiguos altares y la primitiva imagen de la virgen, todo lo cual tuvo que sustituirse por modernos.

Datos históricos reales del periodo republicano y la zona republicana