Archivo de la etiqueta: Madrid

Ataque de la República a la cultura.

Manuel Font de Anta fue un gran compositor y pianista sevillano que para el ABC republicano de 4/12/1936 había desaparecido y era de UGT.  La realidad es más fácil…  lo habían sacado de su casa en la calle de Torreaznar, 14 (Madrid), y por supuesto le dieron un paseo y fue lo asesinaron el 20 de noviembre de 1936.

Un ataque de la República a la cultura, que ahora hay que silenciar.

Font de Anta_abc-19361204

El tonto de la bandera asesina

joputaTal día como en el que este tarado saca el trapo tricolor de la Segunda República, pero en 1936, entre otros muchos, los que él defiende asesinaron a:

Salvador Alabau Gisber, en Almussafes, Valencia

Juan Arce Crespo en Almussafes, Valencia

Blas Bresó Tamarit en Almussafes, Valencia

Daniel Dasí Alacreu en Almussafes, Valencia

Miguel Pérez Martínez en Rafelbunyol

Ricardo Siurana Alabau, en Almussafes, Valencia

José Siurana Alapont, en Catarroja, Valencia

Manuel Tamarit Alapont, en Almussafes, Valencia

Ramón Tamarit Aleixandre, en Almussafes, Valencia

Fabián Yuste Cava, en Valencia

Dimas Adánez Horcajuel, en Madrid

José García Más, en Gandía, Valencia.

Fernando García Sendra, en Gandía, cruelmente ejecutado dos veces.

Francisco Serón Gómez, en Paracuellos del Jarama.

Censura republicana ante el asesinato socialista de José Calvo Sotelo

Veamos unas páginas de La Vanguardia de 16/7/36, dos días antes de iniciarse la guerra, llenos de espacios en blanco por la censura del gobierno de la Segunda República.  Incluso una página entera en blanco.  O sea, que aunque muchos alucinen, va y resulta que la censura….. no la inventó Franco.  La II República fue muy aficionada a censurar.  Es parecido a como sucede ahora, conseguir que la gente no sepa la verdad de lo que fue realmente la Segunda República y que la gente por muy buena fe que tenga esté engañada.

La Vanguardia 1936_07_16-019 Censura La Vanguardia 1936_07_16-020 Censura

En este lugar fue detenido Calvo Sotelo por policías del PSOE y asesinado a unos metros. 13 de julio de 1936

Agentes socialistas de la Guardia de Asalto, varios milicianos (dos eran guardaespaldas del socialista Prieto) y el capitán socialista Condés de la Guardia Civil (instructor de las milicias paramilitares del Partido Socialista y había sido readmitido en el Ejército tras su expulsión por participar en el golpe de estado socialista de octubre de 1934 y tras el atentado fue ocultado por la socialista Margarita Nelken, quien también ocultó al otro asesino llamado Luis Cuenca) salen del Cuartel de Pontejos en Madrid (junto a la puerta del Sol) en una camioneta oficial de la policía a asesinar a Gil Robles, pero al encontrarse fuera de Madrid, se dirigen de madrugada al domicilio del diputado de derechas José Calvo Sotelo, al que sacan de su domicilio ante la pasividad de la guardia de asalto que allí estaba para su protección (Calvo Sotelo había protestado días antes porque los escoltas no eran los adecuados y como se vio después tenía razón), y asesinan de un disparo en la cabeza en la misma furgoneta de la policía (hacia las 3’30 de la madrugada). Luego abandonan el cadáver en el cementerio del Este diciendo al vigilante que es un desconocido que han encontrado en una cuneta. Los culpables a pesar de ser confesos, nunca fueron castigados, sino que incluso fueron protegidos por Indalecio Prieto. La guerra civil está servida. Condés murió en Somosierra al comienzo de la guerra. También murió allí el miliciano socialista Luis Cuenca que fue el autor material del disparo en la nuca de Calvo Sotelo (Ian Gibson afirma que este miliciano, Luis Cuenca, fue también quien asesinó al falangista Matías Montero). Uno de los asesinos, Francisco Ordóñez, fue nombrado jefe del DEDIDE rojo (Departamento Especial De Información Del Estado) que pasó a depender del SIM. El día 25 de julio, ya en guerra, milicianos socialistas armados irrumpieron en los juzgados y robaron y destruyeron el histórico sumario judicial de instrucción del crimen. El republicano Zugazagoitia afirmó “Este atentado es la guerra”. El Partido Comunista ante el asesinato del derechista Calvo Sotelo pide la disolución de ….. los partidos de derechas y sus diarios y detención de sus dirigentes. Efectivamente se cerraron los centros alfonsinos y carlistas (los de Falange ya hemos visto que estaban cerrados hace meses) y la detención de muchos derechistas. Gil Robles vuelve a Biarritz (Francia) al saberse condenado a muerte por el Frente Popular.Fachada actual y antigua de la vivienda de José Calvo Sotelo, asesinado el 13 de julio de 1936 por policías del PSOE.  Lo asesinaron antes de la guerra, antes del franquismo, lo mataron socialistas, lo mataron sin razones, lo mataron en un coche de la policía republicana.  Pero para la Ley de Memoria Histórica no cuenta.

CalvoSoteloCasa CalvoSotelo1 (4)

¿Franquistas muertos antes del nacimiento del franquismo? No. Políticos con odio. García Vara un trabajador. Carmena, simplemente un ser con odio.

José García Vara fue un sindicalista primero de la socialista UGT y luego de la falangista CONS que murió asesinado por republicanos de izquierda años antes de que naciera el llamado franquismo y al que ahora ilegalmente se le aplica la Ley de Memoria Histórica aprobada por el PSOE y mantenida por el PP.  Pero el odio revanchista de Podemos, heredero político de los mismos ideales que llevaron a las checas y matanzas como la de Paracuellos del Jarama intenta hacer olvidar su memoria.  No podrán con el futuro, como el de esta web.

García Vara era de Lugo.  Animoso y valeroso.  Era un simple panadero que por mucho tiempo fue de la UGT hasta que desilusionado por su mensaje antipatriótico y su poca aportación a los obreros creó la Central Obrera Nacional Sindicalista (CONS).

Tenía tan buena fama en el Sindicato de la Industria del PAN de UGT que obtuvo puestos en el mismo y cuando se marchó le siguieron cientos de trabajadores.

Y no se lo perdonaron.

El 2 de abril de 1935 (años antes del franquismo), en la Cuesta de Santo Domingo de Madrid, salió del sindicato obrero de Falange junto con otros sindicalistas (alguno procedente de la CNT, como Camilo Olcina).  Al llegar a la plaza de Isabel II cuando iba solo unos terroristas socialistas le dispararon en la calle Arrieta.

En su entierro José Antonio (el único político al que no le hace falta apellido) dejó que “vil y cobarde, mal nacido, el que ahora, se retrase en la primera fila. Ese no es digno de llamarse camarada del muerto, en esta hermandad suprema de la Falange”.

Honor perpetuo a este hombre horado llamado José García Vara que por siempre pesará en la vergüenza de una sujeta a la que ser alcaldesa de Madrid sólo le supondrá deshonor en la historia.

¿Será franquista el Palacio de Oriente al que se asomaba Franco? ¿Lo derribarán?

garciavara1

Carmena, alcaldesa de Madrid, oculta el asesinato de unos críos seminaristas a manos del Frente Popular

La rencorosa alcaldesa de Madrid retira la placa conmemorativa del asesinato a manos de milicianos del Frente Popular de los jovencísimos religiosos carmelitas (tenían unos 19 años todos) del seminario de Onda (Castellón):

  • Daniel García Antón
  • Silvano Villanueva González
  • Adalberto Vicente Muñoz
  • Aurelio García Antón
  • Francisco Pérez Pérez
  • Ángel Sánchez Rodríguez
  • Ángel Reguilón Lobato
  • Bartolomé Andrés Vecillas

La placa conmemorativa estaba en el lugar en que tuvo lugar su martirio a manos de republicanos el 18 de agosto de 1936.

Los partidarios de la citada alcaldesa, Carmena, democráticamente ya habían asaltado su convento el día 27 de julio (que también sería quemado) Fueron expulsados del pueblo por los representantes de la Segunda República y marcharon a Villareal, donde continuaron siendo víctima s de vejaciones, malos tratos e insultos.  Un permanente acoso.

Como los ocho eran de Castilla-La Mancha intentaron ir a Madrid.  En Valencia las autoridades republicanas los detuvo y casi los asesina, pero finalmente los dejan marchar por su corta edad.

Llegaron a Madrid donde continuaron los malos tratos hasta que el 18 de agosto los subieron a un camión y los llevaron al cementerio de Carabanchel Bajo, donde los bajan del camión y asesinan a estos casi niños sin piedad.

Ángel Sánchez quedó herido y pidió ayuda, pero los milicianos lo remataron tiros.

Los enterraron en unas fosas hasta que en 1950 llevaron sus restos al Santuario del Henar, Cuéllar (Segovia).

La lápida conmemorativa fue colocada en 1961.

Son los nuevos tiempos.  Monumentos a los represores republicanos y ocultación de sus víctimas.

Deseamos que los partidarios de la memoria histórica vean sus infantiles rostros:

Carmena, alcaldesa de Madrid. Mira las víctimas Garcia_Anton_A Garcia_Anton_D Perez_Perez Reguilon_Lobato Sanchez_Rodriguez Vicente_Vicente Villanueva_Gonzalez

 

 

 

 

 

 

placa-carmelitas-carmena

 

 http://www.preguntasantoral.es/tag/beato-daniel-garcia-anton/

 

Prensa de la CNT presume de que un miliciano ha asesinado a un sacerdote. 1936.

El diario de la CNT en 1936 “Fragua Social” (en la imprenta que le robaron al derechista diario valenciano “Las Provincias”, que aún se edita), publica en su número del día 2-9-36 la siguiente noticia con este cruel titular:

“¡Ya no se escapa!

Madrid. El lunes por la noche las Milicias dieron el alto a un individuo que estaba en la terraza de un café de la calle de Alcalá.  Resultó ser el sacerdote Claudio Olabarri Iturrios, de 45 años.  Este entregó un documento, y cuando lo leían los milicianos emprendió la fuga.  (…)  El cura se refugió en una casa de la calle de Pardiñas, perseguido por el teniente de Milicias, Heliodoro Ramírez, que lo conminó para que se entregara, pero como hiciera ademán de sacar un arma, el teniente disparó, matándolo”.

Traducido para los partidarios del Frente Popular.  El miliciano Heliodoro Ramírez disparó cobardemente sobre un pobre sacerdote desarmado que estaba tranquilamente en una cafetería en cumplimiento “valeroso” de la represión religiosa impuesta por el Frente Popular (lease PSOE, PCE, CNT, UGT, ERC, …).

Este diario anarquista celebra este crimen sobre un hombre entregado a Cristo y desarmado: “¡Ya no se escapa!“.  Pero se equivocan, porque no se escapó, sino que el sacerdote continuó su camino recto al cielo, con su martirio.

El diario anarquista de la CNT celebra el asesinato de un sacerdote.
El diario anarquista de la CNT celebra el asesinato de un sacerdote.