Archivo de la etiqueta: Prensa

¿Qué era la legalidad republicana para los defensores de la memoria histórica? Un ejemplo: Sueca (Valencia)

¿Qué era la democracia de la Segunda república?  Veamos un par de detalles en un pequeño pueblo valenciano, pero bien conocido. Sueca.

¿Derecho a la inviolabilidad del domicilio?  Bastaba tener una bandera actualmente constitucional, ropa religiosa o anillos, … para que fuera un “exitoso registro”.  Eso sí, omiten que al segundo registrado, además le meten varios tiros para asesinarlo.  Viva la república.MOSAICO_22-08-1936 Registro casa Jose Garcia Meseguer

registro guay

 

¿Derecho al trabajo? ¿Depuración? ¿Desafectos al régimen?  Bastaba sólo con que te consideraran como no republicano para ser depurado. Vamos, enviado al hambre. Pero ahora sólo lo citan como si fuera franquista.  Viva la memoria histórica.MOSAICO_19-09-1936 depurar ayuntamiento sueca MOSAICO_22-08-1936 Sueca depuracion ayuntamiento

 

¿Libertad de prensa? Para obligarte a suscribir. Si te das de baja del diario socialista o de sus anuncios de Sueca eres considerado “boicoteador de la causa del Pueblo”, vamos, fascista. Lo cual suele implicar muerte o cárcel.MOSAICO_05-09-1936

¡Ah, ¿y derechos del Convenio de Viena para prisioneros de guerra?  No.  Es usted sargento de la Guardia Civil prisionero de guerra. Pues nada, presumimos de que lo ejecutamos en seguida, eso sí, con “limpieza”.MOSAICO_05-09-1936 ejecutado

Así engañaba la República a sus ciudadanos

Que la memoria histórica iniciada por el socialista Rodríguez Zapatero y no derogada por el Partido Popular de Mariano Rajoy está plagado de manipulaciones no es algo nuevo.

Otro ejemplo de cómo se manipula la información de los ciudadanos la tenemos en un artículo de la revista republicana en esperanto (publicada en Valencia) llamada “Popula Fronto” (Frente Popular), en cuyo número 1 del 1 de noviembre de 1936 se lee (traducido del esperanto):

“En el Alcázar de Toledo, estos caballeros (los defensores) colocaron en las plantas altas de la fortificación a las mujeres prisioneras para que sus cuerpos sirviesen como parapeto contra los obuses”.

Esa mentira atroz y calumniosa publicada por la prensa republicana claro está la firmaba nada menos que M. Koltsof, que era el más famoso periodista y jefe del Partido Comunista Soviético.  Fue enviado por Stalin a la guerra civil para sus activiiades de control sobre los republicanos y como agente el NKVD (KGB).  Gibson lo considera responsable del genocidio republicano de Paracuellos del Jarama (que justo se inicia tras publicar esta difamación hacia los defensores del Alcázar.

Finalmente fue fusilado en 1940 por las difamaciones de otro comunista francés, André Marty (el llamado carnicero de Albacete y jefe de las comunistas Brigadas Internacionales).esperanto toledo