Archivo de la etiqueta: PSOE

Memoria histórica selectiva en Valencia. Un artículo revelador.

Interesante artículo aparecido en Las Provincias, de Valencia, el 9/2/2017.  Se extiende la visión sectaria de la historia, permitida por el Partido Popular (PP).articulo Memoria escan2

Ley de Memoria Histórica para Valencia, sometida al terror republicano

Artículo sobre lo que la Generalitat Valenciana quiere someter la historia de la guerra civil. No hubo represión republicana sino franquista.  Ojo a la manipulación de la historia en Valencia.  Los asesinados serán verdugos y los asesinos …. víctimas….

reino-de-valencia-no-103_pagina_12

El diario socialista “Claridad” y el asesinato de carmelitas (padre Fernando Llovera Puigsech)

Aunque ahora se oculta en la siniestra memoria histórica el PSOE era claramente partidario de la represión y crimen contra los católicos durante la guerra civil.  Para muestra otro botón.


El diario socialista de tendencia caballerista “Claridad” de 19/11/1936 tiene la noticia que acompañamos por imagen, en la que se muestra satisfecho de la ejecución del carmelita Fernando Llovera Puigsech, noticia que acompaña con un rotundo “se hace justicia”.  Por supuesto, el asesinado no había cometido ningún crimen y menos para merecer la muerte.  Pero esta es la justicia socialista durante la guerra.  No lo escondían, era su prensa.

La Vanguardia (19/11/1936) relata feliz como el pobre carmelita fue llevado ante un Tribunal Popular en donde como defensa dijo la verdad, “que intentó huir porque le perseguían”.  Prueba de ello es que lo condenaron a muerte por…..¿?, … sí, por ser católico y carmelita.la-vanguardia-1936-11-19

Nació en Orfans (Gerona) en 1902 en una familia acomodada pero renunció a ello para hacerse carmelita de la antigua observancia en Onda, Castellón, en 1918.  Eran 14 hermanos (dos sacerdotes y tres monjas).  En 1924 fue ordenado sacerdote y marchó a las misiones, hasta que en 1933 fue nombrado prior de Olot.

En julio de 1936 los milicianos asaltaron su convento y les obligaron a abandonarlo.  Llovera se marchó a Barcelona en varias casas para intentar huir de las matanzas religiosas en barco, pero fue detenido y el Tribunal Popular nº 2 de Barcelona lo condenó a muerte.  Fue fusilado en el foso del castillo de Montjuic de Barcelona.

Ha sido beatificado por Benedito XVI el 28 de octubre de 2007

República: ni democracia ni libertad religiosa. Sí a favor de la URSS de Stalin.

Veamos aquí otro ejemplo de lo “democrática” que fue la Segunda República.  Respetaba tanto el derecho a la libertad religiosa que, como en este caso, en MAYO DE 1936 (meses antes de la sublevación) un grupo de socialistas al grito de Viva la UGT y viva el comunismo quemaron y destruyeron la iglesia de Rafelguaraf (Valencia).  Para que quedasen más claros los objetivos del Frente Popular (si no lo estaban ya) como vemos en la foto, pintaron en la fachada humeante, “Viva la URSS” (que recordamos era el “paraiso” de Stalin hoy odiado por los rusos por haber sido la dictadura que mayor número de asesinatos cometió.

Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España
Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España

Cuando Olías del Rey pasó a ser Olís del Teniente Castillo, el socialista golpista de 1934.

 

Milicianos armados de Olías del Rey
Milicianos armados de Olías del Rey

En 1936 el Comité Popular de Olías del Rey decidió cambiar el nombre, pero no lo llamaron simplemente Olías u Olías de la Mancha u otro nombre nuevo normal.  No, en su imposición dictatorial impusieron el nuevo nombre de Olías del Teniente Castillo, en honor al teniente de guardia de asalto asesinado en la calle Fuencarral de Madrid.  Este teniente se llamaba José del Castillo Sáenz de Tejada, y lo importante es que además de Guardia de Asalto era militante del PSOE e instructor de las milicias paramilitares socialistas.  En su haber político estaba su implicación en el asesinato de Andrés Sáenz de Heredia así como en las heridas graves que le causó al joven carlista José Llaguno Acha durante el entierro en Madrid del alférez de los Reyes el día 16 de abril y que había muerto asesinado el 14 de abril anterior.

El teniente Castillo ya durante el golpe de estado socialista y comunista de octubre de 1934 se negó a acatar las órdenes del legítimo gobierno republicano por lo que fue condenado a un año de prisión militar por su complicidad en el golpe de estado.  Tras las elecciones de febrero de 1936 ingresa nuevamente en la Guardia de Asalto para poder actuar ilegalmente con más libertad en las fuerzas de seguridad de la República.  Fue destinado al cuartel de Pontejos en Madrid, detrás de la Puerta del Sol.  Desde allí se encargaba de instruir a las milicias armadas paramilitares de las Juventudes Socialistas y ayudaba al ilegal tráfico de armas para las milicias socialistas.

 

Pues a este golpista no sólo le pusieron el nombre a un pueblo sino que la alcaldesa de Madrid, Carmena, puesta por el partido comunista encubierto Podemos y por el PSOE le quiere incluso de dedicar una calle.  Al menos les proponemos la de calle del golpista teniente Castillo.

Por cierto, que vemos que ante la postura armada de los milicianos suponemos que ningún vecino osó oponerse.  Verán como fue por unanimidad.  O votas que sí o el paseo.

(Fuente ABC y el libro“Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”

Censura republicana ante el asesinato socialista de José Calvo Sotelo

Veamos unas páginas de La Vanguardia de 16/7/36, dos días antes de iniciarse la guerra, llenos de espacios en blanco por la censura del gobierno de la Segunda República.  Incluso una página entera en blanco.  O sea, que aunque muchos alucinen, va y resulta que la censura….. no la inventó Franco.  La II República fue muy aficionada a censurar.  Es parecido a como sucede ahora, conseguir que la gente no sepa la verdad de lo que fue realmente la Segunda República y que la gente por muy buena fe que tenga esté engañada.

La Vanguardia 1936_07_16-019 Censura La Vanguardia 1936_07_16-020 Censura