Archivo de la etiqueta: Valencia

República: ni democracia ni libertad religiosa. Sí a favor de la URSS de Stalin.

Veamos aquí otro ejemplo de lo “democrática” que fue la Segunda República.  Respetaba tanto el derecho a la libertad religiosa que, como en este caso, en MAYO DE 1936 (meses antes de la sublevación) un grupo de socialistas al grito de Viva la UGT y viva el comunismo quemaron y destruyeron la iglesia de Rafelguaraf (Valencia).  Para que quedasen más claros los objetivos del Frente Popular (si no lo estaban ya) como vemos en la foto, pintaron en la fachada humeante, “Viva la URSS” (que recordamos era el “paraiso” de Stalin hoy odiado por los rusos por haber sido la dictadura que mayor número de asesinatos cometió.

Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España
Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España

Llombai (Valencia) iglesia incendiada. Una imagen vale más que 1000 palabras.

Iglesia de Llombay tras la acción democrática de los milicianos republicanos del Frente Popular.
Iglesia de Llombay tras la acción democrática de los milicianos republicanos del Frente Popular.
Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España
Documentos correspondientes a Causa General del A.H.N.Subdirección General de los Archivos EstatalesMinisterio de Cultura.España

El 20 de julio un grupo de milicianos entre los que estaba el alcalde de la población, obligó al sacerdote don Ramón Martínez Penedés a que se marchara del pueblo de Llombay-Llombai (Valencia), en el que predominó la CNT en la acción.  Tras ellos los democráticos milicianos del Frente Popular asaltaron la antigua, cultural e histórica iglesia de la Santa Cruz, fundada nada menos que por san Juan Borja.  La saquearon e incendiaron todas las imágenes y objetos sagrados. Fue destruida la imagen de San Francisco de Borja, de finales del siglo XVII.  Pero una imagen vale más que mil palabras, aquí vemos la iglesia antes de la acción “cultural y demócrática” de los milicianos republicanos y después de someterse a la “legalidad republicana”.

Reeditada “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936” que queda a la venta en Valencia en “París-Valencia” y en Amazon. Gracias al autor con confiar en nuestro apoyo.

a-la-venta-enNos complace dar curso a una nueva petición.  Se agotó la edición inicial de diciembre de 2016 de la obra “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936” en la que se hace un estudio general actualizado sobre la represión llevada a cabo durante la guerra civil en la ciudad de Valencia, así como los hechos cronológicamente tratados de la sublevación en Valencia en julio de 1936, así como las checas de Valencia, prisiones republicanas, persecución religiosa, etcétera.  Por ello nos piden, y encantados de hacerlo, que comunicamos que se ha reeditado.  Y que sigue a la venta en la conocida cadena de librerías de Valencia “París-Valencia” así como en Amazon.

A la venta en Amazon y librerías París-Valencia.
A la venta en Amazon y librerías París-Valencia.

Estamos encantados de hacer lo mismo con quien nos lo pida sobre sus obras o webs.

Todo por la veraz memoria histórica y memoria republicana.

Al menos, hasta que con los nuevos tiempos nos prohíban decir la verdad.

¿Qué era la legalidad republicana para los defensores de la memoria histórica? Un ejemplo: Sueca (Valencia)

¿Qué era la democracia de la Segunda república?  Veamos un par de detalles en un pequeño pueblo valenciano, pero bien conocido. Sueca.

¿Derecho a la inviolabilidad del domicilio?  Bastaba tener una bandera actualmente constitucional, ropa religiosa o anillos, … para que fuera un “exitoso registro”.  Eso sí, omiten que al segundo registrado, además le meten varios tiros para asesinarlo.  Viva la república.MOSAICO_22-08-1936 Registro casa Jose Garcia Meseguer

registro guay

 

¿Derecho al trabajo? ¿Depuración? ¿Desafectos al régimen?  Bastaba sólo con que te consideraran como no republicano para ser depurado. Vamos, enviado al hambre. Pero ahora sólo lo citan como si fuera franquista.  Viva la memoria histórica.MOSAICO_19-09-1936 depurar ayuntamiento sueca MOSAICO_22-08-1936 Sueca depuracion ayuntamiento

 

¿Libertad de prensa? Para obligarte a suscribir. Si te das de baja del diario socialista o de sus anuncios de Sueca eres considerado “boicoteador de la causa del Pueblo”, vamos, fascista. Lo cual suele implicar muerte o cárcel.MOSAICO_05-09-1936

¡Ah, ¿y derechos del Convenio de Viena para prisioneros de guerra?  No.  Es usted sargento de la Guardia Civil prisionero de guerra. Pues nada, presumimos de que lo ejecutamos en seguida, eso sí, con “limpieza”.MOSAICO_05-09-1936 ejecutado

Un niño de 14 años asesinados por los defensores de la Segunda República. ¿Delito? Era católico y no lo ocultaba.

Ferrer Rodrigo-Antonio
Antonio Ferrer Rodrigo, asesinado por los republicanos a los 14 años por el comité rojo de Alfafar.

Había una extraordinaria familia en Alfafar formada por Eliseo Ferrer Ferrer y su esposa Milagros Rodrigo Lomos, que vivían en la calle Cánovas del Castillo, 6, de Alfafar.  Con ellos vivían sus hijos Antonio (el mayor y de 14 años9, Milagros, Eliseo y Josefa.

El padre, Don Antonio Ferrer, tenía una carpintería en Alfafar y un almacén de maderas en Benetússer.

Era una familia profundamente cristiana y Antonio[1] (el niño de 14 años) iba diariamente a misa, hacía constante oración ante el santísimo y en el rezo del rosario.  Además, era gran colaborador de la parroquia.  En ella fue monaguillo, pero además llevaba la cruz en los entierros y procesiones, llegando a escribir notas de actas de bautismo, defunción y matrimonio de la parroquia.

Junto a su intensa vivencia religiosa le gustaba hacer cenas y chocolatadas con los amigos en la carpintería de su padre o en una casa de la plaza.  Le encantaban los animales, especialmente su gato.  Le encantaba tanto el cine que en la carpintería de su padre tenía colgados carteles de películas (como la de King Kong).  Era coleccionista de filatelia.

Pero la segunda República destacó por su ataque a la libertad religiosa de los católicos, por lo que él, a pesar de ser un niño, se convirtió en un objetivo de odio de los republicanos del Frente Popular, llegándole a enviar escritos anónimos amenazándoles de que si no dejaba sus prácticas religiosas lo matarían.   Incluso en el cine estaba un día con Josefa Lacreu Puertes y hubo de esconderse debajo de la butaca porque unos milicianos habían entrado para buscarlo.

Cuando los días 9 y 20 de julio los milicianos republicanos del Frente Popular asaltan e incendian la iglesia y las imágenes él lo contempla junto con otros feligreses ardía de dolor en su corazón, pero cuando vio que sacaban el Sagrado Corazón, no pudo más su corazón y recriminó a los milicianos su acción, ante lo que ellos dijeron al niño: “Te acordarás de estas palabras.  Te vamos a matar”.

Asustados los padres por las amenazas de los del Frente Popular a su hijo, y el odio que le tenían por su intensa vida católica, decidieron alejarlo de Alfafar, por lo que el día 21 (el siguiente al incendio) lo enviaron a casa de su tía materna de Sollana.

Cuando llegó a Sollana se encontró con el mismo doloroso espectáculo de incendio y destrucción de todo lo católico a manos de los “defensores de la legalidad republicana”.  Allí contrajo el tifus y para evitar el riesgo de contagiar a sus primos, volvió secretamente a Alfafar (sólo lo sabían unas vecinas de confianza llamadas Inés Giner Ricart y Carmen Juan Pablo, La Póncia).  Poco a pocos se recuperó de su enfermedad y comenzó a salir a la calle.

El padre creyó ingenuamente lo que tanto repiten ahora los partidarios de la República del Frente Popular: que el problema era de incontrolados en una fase inicial pero que el gobierno republicano imponía el orden, por lo que quedaron más tranquilos.

Pero obviamente era falso.  No se trataba de una persecución de incontrolados, sino de la obra controlada de genocidio contra una religión, la católica.  Y ese niño era un enemigo para la Segunda República.

A las 11 de la mañana del día 2 de diciembre de 1936 un grupo de milicianos entró a la fuerza en la casa en que vivían de la calle Cánovas el Castillo, 6, Eliseo Ferrer Ferrer (45 años y natural de Alfafar) y Milagros Rodrigo Olmos, con sus hijos Milagros, Eliseo, Josefa y Antonio, este de sólo 14 años, Antonio Ferrer Rodrigo.  El grupo estaba compuesto por Francisco Sánchez Íñiguez, Juan Vidal Palau, Luis Gomar Guirola y Eleuterio Chuliá Ferrer.

Bajos las amenazas de sus fusiles y pistolas ordenaron al niño que fuera con ellos al ayuntamiento.  Su padre, lógicamente, lógicamente dijo que no iba a abandonar a su hijo y que “donde iba su hijo, voy yo”.  Le amenazaron advirtiéndole lo peligroso que era también para él, pero el padre se negó a abandonar a su hijo.  Era un corazón limpio frente seres sin corazón.

Se los llevaron al ayuntamiento.  Los dejaron un tiempo sentados en un banco de la plaza donde algunos vecinos los vieron sereno y que al pasar los despedía como consciente de que era una despedida final.  Finalmente los metieron en el ayuntamiento durante siete tortuosas horas (fue un caso especial pues el resto de vecinos detenidos y asesinados los llevaba a la Villa de San Bartolomé, que era la sede del comité del Frente Popular).

Al anochecer los subieron a un coche y los llevaron a la Torre Espioca, de Picassent.  Lugar al que los republicanos del Frente Popular llevaron a cientos de católicos, derechistas y falangistas a asesinar.

Antonio, el niño, durante el camino fue rezando el rosario y al parecer sus últimas palabras fueron para dar un viva a Cristo Rey del Universo, porque los criminales le cortaron la lengua.  ¿Razón para esta salvajada? Que los milicianos le pedían que dijera dónde tenía guardados ciertos objetos de culto de la Iglesia y también para que dejara de rezar a Dios.

A continuación, y delante de su pobre padre, le dieron un tiro en la sien.  A continuación, su padre fue asesinado por la doble razón de ser católico y de no dejar abandonado a su hijo.  Su madre y esposa declaró tras la guerra que allí los asesinaron mientras los sujetaban Manuel Chordá Donat y Francisco Sánchez Íñiguez, cortándoles los testículos con una navajita un tal Emilio Raga Gimeno

Al día siguiente se hallaron los cuerpos y los llevaron al cementerio de Picassent.  Allí enterraron al padre en una fosa común, pero al ver que el otro asesinado era un niño, caritativamente lo enterraron en un nicho vacío de un panteón particular.

Al terminar la guerra su madre encontró en el bolsillo de la chaqueta de su hijo una pequeña medallita de la Virgen de los Desamparados que le acompañó en su martirio.  Era la misma medalla que había llevado otro vecino de Alfafar mártir en 1934 a manos de miembros del Frente Popular, don Juan Puertes.  Actualmente esté incurso en causa de beatificación y es “siervo de Dios”.

[1] http://www.religionenlibertad.com/18h-del-2-de-diciembre-en-la-torre-de-espioca-picassent-19266.htm

Alginet y otros lugaren izan la bandera de la II República. Una República que mató y prohibió la religión también en Alginet.

La represión republicana contra la libertad religiosa se disparó en Alginet el día 21 de julio cuando en torno a las dos de la tarde un numeroso grupo de partidarios de la II República fueron a la plaza de la Iglesia y asaltaron la parroquia del pueblo, del siglo XVII.   Entraron en ella a la fuerza y sacaron todas las imágenes, objetos de culto y registro parroquial a la plaza y forman una gran pira inquisidora.

Tras ello el Comité Popular republicano convirtió la iglesia en un café de la CNT.  Entre lo destruido destaca el retablo de San Gregorio de incalculable valor y nada menos que de 1564, de tres metros de alto por dos de ancho.  Los milicianos del Frente Popular también quemaron las imágenes de la Virgen del Rosario y de la Purísima, atribuidas a Vergara.  También se perdió para siempre la imagen de San Antonio Abad, patrono de Alginet.  Ya pasado el tiempo el día 5 de noviembre los milicianos robaron cuatro de las cinco campanas de la torre, que desaparecieron para siempre.

Tras ello los demócratas milicianos y milicianas fueron a la ermita de San José que asaltaron e incendiaron sus imágenes (entre ellas el San José que se databa en el siglo XIII), perdiéndose también su campana.

No satisfechos con todo el salvajismo anticatólico y anticultural los milicianos asaltaron el hospital colegio del Sagrado Corazón, destruyendo sus imágenes.  En este templo de las religiosas de la doctrina cristiana nada se pudo salvar.

Pero también asesinaron a su párroco, don José Guerrero Rodríguez, que fue asesinado a los 71 años.  Estaba refugiado en casa de un amigo en Valencia viviendo con un amigo de Valencia.  Pero en septiembre de 1936 fue detenido por el “Crimen” de ser sacerdote y llevado preso a la cárcel de la Segunda República situada en las Torres de Quart.  Su casa había sufrido tres registros y robos por parte de milicianos, la primera el 16 de agosto.

¡Viva la República! también es lo que gritaban sus asesinos.  Lo mismo que en 2016 gritan sus descendientes políticos.

republica no

Las tres magas de la muerte en días de muerte y crimen republicano.

http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201601/04/ribo-recibe-consistorio-tres-20160104002512-v.html

El hortera y acomplejado anticatólico alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha tenido la estúpida idea de suplir los Reyes Magos de Oriente con tres magas (que por su aspecto más bien parecen meretrices) y lo hace además con un orgulloso recuerdo de esas fechas en 1937. cuando Valencia estaba sometida al terror republicano del PSOE-UGT-PCE-CNT del Frente Popular y el gobierno republicano estaba en Valencia.

Pues que recuerde que esas magas rojas seguramente no condenarían el asesinato esos mismos días en Valencia de numerosas personas como por ejemplo la de Concepción Serrano Romero (de 33 años), que fue asesinada en Paterna junto con sus tíos Marcos Rodríguez Calvo (68 años) y Josefa Belmonte, quienes fueron detenidos en su casa de la Gran Vía Germanías en chaflán con la calle Alicante y llevados a checa del Seminario (actual facultad de teología San Vicente Ferrer de la calle Trinitarios) por cuatro milicianos republicanos.

Las magas de la muerte para los niños valencianos junto a la triste realidad de las víctimas de la Valencia que tanto admira el alcalde de Valencia y cuyas muertes no denuncia.

Las tres brujas rojasVíctima del Frente Popular

Cómo fue la cabalgata roja de 1937:

http://www.outono.net/elentir/2016/01/04/asi-fue-la-esperpentica-cabalgata-roja-de-valencia-en-1937-que-ha-recuperado-ribo/

http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201601/05/cabalgata-republicana-avalada-ribo-20160104233541-v.html

http://www.lasprovincias.es/fotos/valencia-ciudad/201601/05/cabalgata-republicana-1937-valencia-30122554581610-mm.html?edition=

Presentación de un libro titulado “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”

Es la primera vez que lo hacemos, pero nos ha llegado una invitación de que en el hotel Astoria de Valencia el jueves 10 de diciembre a las 20’00 se presenta un libro que se titula “Represión republicana en Valencia. Julio de 1936”.

Sólo su título nos ha interesado, porque evidentemente muestra lo que fue Valencia sometida al gobierno republicano del Frente Popular.  Pues dicho queda.

Hotel Astoria de Valencia, 10 de diciembre de 2015 a las 20'00 jpras
Hotel Astoria de Valencia, 10 de diciembre de 2015 a las 20’00 jpras

Aquí se ocultó la Virgen de los Desamparados de la saña de los milicianos republicanos

El nuevo alcalde de Valencia, amigo de “su” memoria histórica ha abierto unas pocas puertas a la visita del público en el edificio del ayuntamiento de Valencia.  En un pasillo los visitantes pueden ver una imagen de la Virgen de los Desamparados, sin ninguna explicación.  Para que antes de que estos destructores de la memoria histórica la quiten de ahí quede para la historia esta imagen.

virgendesamparadosayto

En ese lugar del pasillo estuvieron durante la guerra escondida ,tapiada para que pareciera un pasillo normal, los restos de la verdadera imagen de la Virgen que horas antes de ese día 21 de julio de 1936 había sido quemada, golpeada y disparada por los milicianos republicanos.  Así tuvo que estar para que aquellos a los que ahora se les llama gobierno democrático no la destruyeran.

Rostro de la imagen tras los disparos e incendio provocado por los republicanos en julio de 1936
Rostro de la imagen tras los disparos e incendio provocado por los republicanos en julio de 1936

Quede esta reseña para los antimemoria histórica que se llaman defensores de la memoria histórica.

 

 

 

Manipulación con los crímenes republicanos por parte de un diario de derechas.

No es habitual que se incluya aquí un enlace a la prensa pero un día es un día:

http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201411/09/catedral-ampliara-edificio-para-20141109171840.html

Según la noticia en la catedral hubo un incendio en 1936. Qué casualidad que al mismo tiempo lo sufrieran decenas de iglesias en Valencia y miles en toda España.  Qué calor hacía ese mes….  Ninguna referencia a que el incendio fu provocado y que lo fue por miembros de partidos republicanos del Frente Popular, integrado entre otros por PSOE, PCE, anarquistas, UGT, CNT,…

Así quedó el altar mayor de la catedral en ese mismo incendio que al parecer casualmente se produjo, la antigua custodia que fue destruida completamente y hubo que hacer una nueva, los cuadros quemados de la catedral y el estado en que quedaron despachos tras el incendio “que hubo”.  Poco se ayuda desinformando  y manipulando la historia así a la formación histórica, religiosa, política y cultural :

Retablo Altar Mayor CG 1389-9-17

custodia catedral destruida 1936CatedralValenciaObrasquemadas1936

 

 

 

Crímenes meses después del inicio de los “incontrolados”

El 4 de marzo de 1937 (muchos meses más tarde del inicio de la guerra, lo que desmiente que eran los crímenes sólo incontrolados al inicio) es asesinado Asencio Rubio Mora, en Llaurí (Valencia), según denunció su viuda Teresa Pons Clari (de 57 años y vecina de Llaurí, C/San José, 5).

Por la noche del 4/3/1937 milicianos de Llaurí ayudados por otros de Polinyà del Xúquer (Poliñá del Júcar) asaltaron el local de la Sociedad Campesina, en el que se habían refugiado algunos perseguidos por el Frente Popular.

Asencio Rubio logró escapar, pero en las afueras le dispararon y malherido llegó a casa, de donde por la mañana su familia logró llevarlo al hospital provincial en que murió de las heridas el día 8 de marzo de 1937.

En la Causa General figura como asesino un tal Antonio Paredes Plat (hijo de “Coet”, de Polinyá del Xúquer) y también se dice que del pueblo de Llaurí participaron los mismos que mataron a los cuatro sacerdotes.  Asencio está enterrado en Valencia.

Información obtenida de la Causa General (CG 1371-4-31 y 32).

CG1371-4-31

 CG1371-4-32

 

 

Denuncia de la viuda
 

Los republicanos españoles asesinan en Valencia a una familia entera, los Montesinos Orduña

maria_luisa_montesinosLos milicianos asaltan y roban la casa para luego asesinar a la familia, cuyos cadáveres aparecen en la carretera de Madrid en el lugar llamado de Torre Espioca.

Isabel Montesinos Orduña, asesinada el 31/1/1937 en Picassent, Valencia.

María Luisa Montesinos Orduña, beata, asesinada el 31/1/1937  en Picasent, Valencia.

Rafael Montesinos Orduña, asesinado el mismo día y lugar.

Concepción Orduña Abarques, madre de los anteriores asesinada conjuntamente.

Todos ellos en el lugar llamado Torre Espioca

 

 

 

Genocidio republicano: Tres hermanos asesinados por …. nada y en varios meses de diferencia

No eran unos descontrolados sino un plan de genocidio organizado por el Frente Popular de la Segunda República.

28/8/1936 es asesinado José María Villalonga Villalba, de 47 años, casado con María Monforte Sancho, domiciliada en Gonzalo Julián números 13-3º y consejero de la Compañía de Tranvías. Se lo llevaron de casa varios milicianos y apareció muerto en la carretera de Rocafort el 26/8/36. Tenían 8 hijos llamados José María, Enrique, Antonio, María, Tomás, Juan, Francisco y Fernando Villalonga Monforte, todos ellos de entre 25 y 4 años.

6/11/1936 es asesinado Antonio Villalonga Villalba en la carretera de Albalat, empleado, cuando tenía 40 años. Era vecino de Valencia Camino del Grao, 22.

Pilar_villalonga_byMeldelen11/12/1936 es asesinada Pilar Villlonga Villalba, nacida el 22/1/1891 en Valencia. Actualmente ha sido beatificada en 2001 y una reliquia suya está en la parroquia de San Luis Obispo, bajo el altar mayor (la reliquia es un pequeño hueso de la falange de la mano de esta pobre mujer asesinada sólo por ser católica. Cuatro milicianos anarquistas de la FAI la detienen el 30 de agosto y la llevan a una checa situada en la C/San Vicente, frente a las escolapias, luego es llevada a la Cárcel Modelo de Valencia y finalmente llevaba a asesinar en Burjassot – Burjasot (Valencia) en las tapias del entonces patronato Álvarez de Burjassot, actualmente es el colegio mayor San Juan de Ribera. Cuando vio que la iban a llevar a asesinar es la primera vez que se la vio llorar diciendo “esta noche me matan”, pero enseguida comenzó a animar a Isabel Corell, que iba con ella a la muerte diciendo “No seas tonta, pronto estaremos con la Virgen. Esto es un momento y después el cielo”. Había estudiado en el Colegio Jesús y María de Valencia. Fue muy activa en su vida católica. En agosto ya advirtió a su hermana Ángeles que la revolución iba a dar muchas víctimas pidiendo que si había alguna entre sus hermanos fuera ella la primera, pero como hemos visto no fue así. Cuando los familiares fueron a llevarle comida a la cárcel los responsables de la Prisión de Valencia le dijeron que había sido “liberada”. Sus restos mortales ((salvo la citada reliquia) están en la capilla del Santísimo Sacramento de la parroquia de San Estaban de Valencia junto a los de Ana Aranda y Sofía Ximénez.

La madre Petra Quintana Argos, de Puzol. Asesinada a los 70 años. Y Serafina de Ochovi

Petra Quintana, Puzol

Asesinada en Puzol (Valencia) el 22/8/1936.  Había nacido en Soano (Santander en 1866). Huérfana de madre a los 13 años cuidó de la familia y se puso a servir en una familia, pero fue a Valencia para ingresar en las Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia en Benaguacil. En 1981 hizo sus primeros votos.  Estuvo en Altura, Masamagrell, Meliana y La Ollería, siendo superiora general doce años y vicaria general de la congregación. La guerra civil la sorprendió en la casa noviciado de Masamagrell. A los 70 años de edad la asesinaron los milicianos sin  que su cadáver apareciera., pudiendo estar en la fosa común del cementerio de Puzol (Valencia).

Su último gesto fue un testimonio de fe: quitándose el anillo, signo de alianza perpetua con el Señor, lo entregó a su verdugo y le dijo: “Tómalo en señal de mi perdón”.  Asesinada junto a la monja Manuela Justa Fernández Ibero

Más datos en:  http://www.eltestigofiel.org/lectura/santoral.php?idu=3009

MANUELA JUSTA FERNÁNDEZ IBERO

Serafina de OchoviNacida en Ochovi, Navarra en 1872 fue asesinada el 22/8/36 en Puzol (Valencia) junto a Petra Quintana Argos.  Sus restos mortales nunca fueron localizados.  Al estallar la guerra se refugió en casa de una viuda pero el 20//36 los milicianos el comité de Puzol armados entraron la casa donde maltrataron a la viuda, sus dos hijas y el hijo sordomudo.  Ya muy de noche las llevaron a un coche en que habían pintado una calavera. Las llevaron a Rafelbuñol y luego a Puzol, al comité situado en el lugar que antes estaba l convento de las Hermanitas de los Pobres.  Allí las maltrataron, empujaban y ligaron a limpiar somieres y fregar.  Así, hasta el día 22/8/36 en que las asesinaron.

 

Manuel Simó Marín, abogado, político y católico asesinado sólo por eso con parte de su familia.

Asesinado Manuel Simó Marín el 2/10/1936 en Paterna (Valencia). Manuel Simó Marín, nacido en Onteniente-Ontinyent el 8/12/1868 (en 1936 tenía 68 años) es asesinado en el picadero de Paterna el 2/10/1936.

Era miembro de Acción Católica y síndico Apostólico Provincial, es decir, Administrador de la Provincia Regular de la orden tercera franciscana de Valencia.

Al producirse el alzamiento fue detenido y su domicilio (C/San Cristóbal, 10, ppal., de Valencia) y despacho fueron saqueados por milicianos y luego asesinado en el picadero de Paterna el 2 de octubre de 1936.

Junto a él fue ejecutado su hermano José Simón Marín (de DRV) y el hijo de éste Gabriel Simó Aynat (estudiante falangista), así como los hermanos José y Eduardo Simó Atard (todos ellos oriundos de Onteniente). Visible su nicho común en el cementerio de Valencia (Secc 9ª Núm. 51 Tram 1). Más datos en CG 1367-1-243.

Fue miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Valencia como diputado 2º entre 1923 y 1927,  bibliotecario-contador entre 1906-1911 y tesorero entre 1917-1921. Fue presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos de los Jesuitas-Valencia entre 1919-1929.

Como político había pertenecido a la Comunión Tradicionalista en 1909 hasta que en 1919 se apartó de la misma y hasta 1922 presidió el Partido Popular hasta que en 1931 participó en la fundación de la Derecha Regional Valenciana (DRV) junto a Luis Lucía.

En 1911 había participado en la creación del Diario de Valencia.  También tuvo actividad empresarial dedicada a la confección de mantas.

En 1914 fue elegido diputado por Valencia y concejal del Ayuntamiento de Valencia por la Liga Católica que habían formado carlistas y algunos conservadores.

En 1921 fue designado para la Diputación Provincial de Valencia por el distrito de Enguera-Onteniente hasta su dimisión en 1923 con la dictadura de Miguel Primo de Rivera, puesto al que regresó en 1931.

Con DRV fue concejal y portavoz municipal en el Ajuntament de València y miembro de la diputación provincial de Valencia entre 1934 y 1936.

En Wikipedia : http://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Sim%C3%B3_Mar%C3%ADn